Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

No es tu Karma

A veces debemos aprender a dejar ir de nuestra vida a las personas desagradables, envidiosas o tóxicas y decir: “Ese es su karma, yo no tengo que involucrarme con él”. A veces la lección que tenemos que aprender en una situación es no asumir el proceso de otra persona, entendiendo completamente que si lo asumimos, simplemente estamos atrasando nuestro propio destino y toda la energía positiva que tenemos que compartir con el mundo.

Karen Berg

Revela tu chispa al mundo

Ahora, más que nunca, tenemos la habilidad de generar cambio. Como he dicho antes, el momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer.

La Luz del Creador es la única energía que puede traer fin al caos. Cada uno de nosotros representa una fuerza como Dios, y cada uno de nosotros tiene una chispa del Infinito dentro de sí. Cuando compartimos y tratamos a otros con dignidad humana, revelamos esa chispa al mundo.

Karen Berg

Juntos podemos mover montañas

La Biblia nos cuenta una historia de cómo los descendientes de Noé querían construir una torre para alcanzar las puertas del Cielo. Esto fue un enorme proyecto… ¡imagina construir una torre hacia el Cielo!

Al final, la única cosa que los detuvo fue que el Creador bajó y confundió su habla, creando múltiples idiomas para que no fueran capaces de comunicarse entre sí. El punto es que las personas estaban tan unificadas en su intención y tan enfocadas en su acción que ellos casi hicieron posible lo imposible.

Cualquier asociación de personas es poderosa, incluso si a veces existe por las razones equivocadas. Un grupo de individuos con suficiente deseo puede hacer cualquier cosa. Así que en este periodo caótico, pensemos en cómo podemos afectar el mundo si unimos nuestras hebras individuales de conciencia para cubrir el mundo con energía positiva. Si podemos unirnos en nuestra espiritualidad y en nuestra meta de extender la dignidad humana para todos, entonces juntos podemos mover montañas.
Karen Berg

Juntos somos más grandes

Nosotros en el Centro de Kabbalah somos una comunidad diversa de personas de distintas culturas, distintas procedencias e incluso distintas religiones. ¡Algunos de nosotros ni siquiera podemos comunicarnos a través del lenguaje! Así que la pregunta es: ¿cómo se supone que encontraremos unidad entre nosotros?

Esta es la idea:

No podemos amar a todo el mundo. Eso es cierto. Pero lo que sí podemos hacer es respetar a todo el mundo y darles la dignidad humana que es su derecho divino. En otras palabras, no todos nosotros caminamos de la misma forma, pero sí podemos caminar JUNTOS hacia la misma dirección.

¿Qué significa esto? Significa que somos capaces de escuchar la opinión de otro aunque no estemos de acuerdo. Significa que si alguien tiene una idea, somos capaces de abrirnos y darle una oportunidad. La base de la unidad es el concepto de que, más importante que tener razón es ser capaz de entender las opiniones de otros y trabajar juntos. Todos podemos ser geniales en lo que hacemos. Pero podemos incluso ser mejores si lo hacemos juntos.

Karen Berg

Experimentando a Dios

Una tarde, le dijeron a un hombre que Dios se le revelaría durante la noche. Emocionado por esta posibilidad, se apuró en llegar a casa con mucho interés. En el camino, se encontró a un niño que estaba perdido, y aunque él estaba apurado, se detuvo y ayudó al joven a encontrar un camino que el conociera. Después de caminar algunos pasos, vio a un mendigo muriendo de hambre. Nuevamente, en vez de seguir de largo, se detuvo y le dio al pobre hombre algo de comer. Finalmente, cuando el hombre llegó a su casa, él se sentó a esperar la revelación que el Creador le había prometido.

Pero pasó una hora y no ocurrió nada. Pasó otra hora… y luego otra y otra. Justo antes de perder la esperanza, el hombre gritó: “¡Dios! ¿Qué pasó con tu promesa? ¿Dónde estás?”. A lo que el Creador le respondió: “¿Qué quieres decir? Yo estuve contigo esta noche…estaba en el joven y en el mendigo.”

Esta semana, al juntarnos para Rosh Hashaná, recordemos que el Creador con frecuencia viene a nosotros en forma de una persona que podemos ayudar, o en una situación en la que podemos prestar un servicio. Estos pequeños encuentros son nuestras oportunidades de construir nuestra Luz, de reforzar nuestro escudo protector, y de darnos la fuerza para recordar que somos completamente capaces de elevarnos por encima de nuestras circunstancias.

Karen Berg

Se la bondad que quieres ver

Este mes, el universo nos concede la oportunidad de neutralizar cualquier energía negativa que puede que hayamos puesto en el cosmos a lo largo del año. Desde Rosh Hashaná hasta Simjá Torá podemos usar la tecnología kabbalística espiritual disponible para cancelar los juicios y decretos para nosotros y para el mundo. (Para aprender más sobre estas festividades, haz clic aquí.)

En este momento de energía elevada por las festividades, es de suma importancia que en vez de juzgar a otros, nos enfoquemos en dos cosas: identificar y cambiar lo que tenemos que cambiar en nosotros, y de igual importancia, extender la dignidad humana a donde sea posible. Cada encuentro que experimentamos es una oportunidad para resistir nuestro impulsos reactivos y generar energía positiva.

Dicho de una manera simple, nuestra meta para este mes es ser la bondad que queremos ver en el mundo.

No hay duda de que la brutalidad y la violencia que está estallando en todo el mundo en este momento es muy oscura y casi incomprensible. Pero aún así, ahora como siempre, hay polaridad en el cosmos: Justo como hay potencial para un tremendo crecimiento y Luz, también hay potencial para gran negatividad. Mientras más brillante sea la Luz disponible, más oscura será la oscuridad.

Personalmente, para todos y cada uno de nosotros, esta energía nos provee con los retos para cambiar nuestro comportamiento para que nuestro libre albedrío nunca esté comprometido. Tendremos la oportunidad de elegir amabilidad, elegir amor, elegir ver el lado bueno de la cosas. En cualquier momento, podemos decidir ser la roca que cae en el agua, creando ondas de Luz que se extienden mucho más allá de nosotros mismos. Ahora, más que nunca, el mundo necesita esto de nosotros y nosotros también lo necesitamos.

Ya sea que estés con nosotros en nuestros eventos internacionales o en nuestros Centros de Kabbalah locales, o que estés con nosotros a través de Ukabbalah, o incluso si estás con nosotros en espíritu, recuerda que somos uno en conciencia, y juntos podemos crear una energía que nos rodea a todos con una Luz tan grande que puede sanar este planeta y todo dentro de él.

Karen Berg

LOS 30 DÍAS DE ELUL, Miércoles, 24 de septiembre

¿Eres adicto a ofrecer consejos? ¿Estás escuchando realmente o simplemente estás esperando tu turno para hablar? Practica el escuchar más y el ofrecer tus opiniones menos.

Eres un alma muy antigua

Como lo hablé en mi tour de charlas de reencarnación, esta no es la primera vez que estamos en este mundo. Muchos de nosotros somos almas antiguas. El hecho de que nos intrigue el concepto de la reencarnación y ya no nos satisfaga el mundo como se presenta de manera física significa que hemos pasado por suficientes pruebas y que ahora estamos abiertos a la realidad de la chispa infinita de Luz Divina que reside en todos y cada uno de nosotros.

Nuestro trabajo es conectar con esa chispa y nutrir esa conexión para que podamos ser un canal de energía positiva para aquellos que nos rodean y para el mundo. Ya es hora, ¿no?

Karen Berg

Tú SÍ puedes marcar la diferencia en el Medio Oriente

Lunes, 22 de septiembre de 2014

Queridos amigos,

En honor al Día Internacional de la Paz, que fue ayer, quisiera compartir este correo electrónico de Niños Creando Paz, una organización que fundé y a la que le tengo mucho cariño, que trata de su actual campaña para recaudar fondos en la página web Indiegogo. Si este programa también toca tu corazón, por favor comparte este mensaje con la mayor cantidad posible de personas.

Con amor, Karen


Cada año, el 21 de septiembre tiene lugar el Día Internacional de la Paz en todo el mundo. La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado ese día para dedicarlo al fortalecimiento de los ideales de la paz, tanto dentro de las naciones y pueblos como entre ellos.

Hoy, TÚ puedes ayudar a los niños a crear una paz real y duradera al unirte a USAID en su apoyo a Niños Creando Paz, el programa sin fronteras palestino/israelí diseñado para traer paz al Medio Oriente a nivel de semilla: su juventud.

USAID es la agencia principal del gobierno estadounidense que trabaja para acabar con la pobreza extrema global y posibilitar sociedades fuertes y democráticas para que logren su potencial.

Haz clic aquí para más información sobre cómo donar: https://www.indiegogo.com/projects/support-kids-creating-peace-in-israel-palestine

¿Qué es Niños Creando Paz?

Niños Creando Paz es una organización sin fines de lucro y una ONG reconocida por las Naciones Unidas que busca transformar el Medio Oriente de una zona de guerra a una zona de paz, al proveer a los adolescentes palestinos e israelíes con la oportunidad de conocer, entender y confiar los unos en los otros.

El programa de Niños Creando Paz consiste en un programa de diálogo de un año que incluye talleres interactivos y campamentos de verano, en los que los adolescentes de entre 13 y 17 años aprenden a utilizar herramientas para transformar efectivamente el dolor, miedo y sufrimiento en tolerancia, dignidad humana, aceptación y paz, y, lo más importante, aprender cómo incorporar esas enseñanzas a su vida. En el corazón de Niños Creando Paz está el concepto de que todo el mundo está afectado por cómo reaccionamos en nuestro propio espacio personal y que, mientras más cambiemos nosotros, más podemos cambiar el mundo.

Desde la creación en 2006 de Niños Creando Paz, más de 10.000 jóvenes han completado su programa. Esos son 10.000 jóvenes que han roto el ciclo de la desconfianza y el miedo, y se han unido al movimiento de líderes jóvenes promoviendo la dignidad humana y la paz.

Diez mil niños es sólo un comienzo, pero con tu ayuda, podemos llegar a muchos más.

Con tu ayuda, podemos añadir a 150 estudiantes a un programa de un año, donde nosotros y ellos podemos marcar una diferencia real.

El costo de cada estudiante es de $2,310 al año. Incluso, la USAID donará $6 por cada dólar que se reúna en Indiegogo. Esto significa que cada $300 dólares que recaudemos nos permitirá añadir a un nuevo estudiante.

Así que sé una #ChispaDeLuz al ayudarnos, y serás parte de un movimiento que puede cambiar el odio y la desconfianza en el Medio Oriente, en amor, respeto y paz.
Donar aquí: https://www.indiegogo.com/projects/support-kids-creating-peace-in-israel-palestine

LOS 30 DÍAS DE ELUL,Martes, 23 de septiembre

Algunas veces, nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Permitimos que nuestro ego se interponga en nuestro camino hacia el éxito. Nos aferramos a nuestras propias opiniones incluso cuando son erradas.

El día de hoy practica el dejar ir la testarudez y tu necesidad de estar en lo correcto. Incluso cuando sepas que estás en lo correcto, déjalo ir.