Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

LOS 30 DÍAS DE ELUL, Martes, 16 de septiembre

Escoge a una persona que te haya herido en tu niñez y pregúntate a ti mismo si puedes encontrar perdón en tu corazón hacia ellos. Sí, es difícil dejar ir los recuerdos dolorosos, pero sólo te estás lastimando a ti mismo aferrándote al resentimiento.

Haz que cuente

Según los kabbalistas, tenemos un periodo determinado para estar aquí en la tierra así como un número determinado de palabras y acciones para usar en nuestra vida. Las acciones positivas como estudiar espiritualidad y ayudar a otros, hablar cosas positivas, y dar ánimo no son cobradas de nuestras cuentas en el banco espiritual, pero sí las palabras y acciones negativas. Por ello, cada acción que realizamos y cada palabra que decimos positiva, tenemos la habilidad de crear inmortalidad.

Al continuar con el reto de 30 días de palabras amables, recuérdate a ti mismo que tus esfuerzos y palabras amables marcan la diferencia en la película completa para ti y para el mundo.

Karen Berg

LOS 30 DÍAS DE ELUL, Lunes, 15 de septiembre

¿Te amas a ti mismo? No sientas temor de apreciarte a ti mismo y saber cuán único eres. Si la Luz te creó y colocó toda esta energía en ti, entonces debes ser alguien muy especial

Impresiones

Es importante recordar que cómo te presentas ante el mundo es como serás recordado. Como todos sabemos, es imposible hacer dos primeras impresiones, así que haz que tus palabras y acciones cuenten cuando conoces a alguien. Pregúntate a ti mismo: “¿Estoy afrontando esta situación con amabilidad y cariño? ¿O sólo quiero apurarme para pasar a la siguiente tarea o persona?”.
Hoy, cuando te involucres con otros, asegúrate de que estás actuando de la mejor manera. Después de todo, puede que tú seas el que marque la diferencia en su vida.

Karen Berg

Tu poder

Ya lo he dicho antes, pero vale la pena repetirlo: Sólo es necesaria una pequeña vela para traer Luz a una habitación oscura. Tenemos el poder de ser esa pequeña luz cada vez que elegimos marcar la diferencia en la vida de alguien.
Ser esa vela tampoco requiere mucho de nosotros. Es la manera en la que sonreímos, la manera en la que nos tomamos un momento para ayudar, la manera en la que decimos: “Gracias”. Nuestra amabilidad y cuidado puede hacer una gran diferencia en la vida de otra persona… o en el mundo.

En un mundo que en un momento dado es frío, oscuro y doloroso para muchas personas, debemos recordar que esa sola vela puede traer calor y Luz. Como dice el viejo refrán: “Ningún acto de bondad, sin importar lo pequeño que sea, se pierde”.

Karen Berg

 

LOS 30 DÍAS DE ELUL, Domingo, 14 de septiembre

¿Con quién pasas tu tiempo? ¿Esas personas te ayudan en tu viaje espiritual? Si es así, piensa en la forma de silenciosamente agradecerles a través de un acto de compartir.

LOS 30 DÍAS DE ELUL, Sábado, 13 de septiembre

Los kabbalistas enfatizan la importancia de nunca olvidar la buena acción que alguien ha hecho por ti. Recuerda a alguien que te haya ayudado de gran manera pero con quien no tengas contacto. Encuentra la forma de hacer algo bueno por él/ella. Si no es posible, entonces envíale pensamientos de cariño.

Lo que ellos necesitan escuchar

No es secreto para nadie que un caos terrible está estallando en todo el mundo en este momento. Algunas regiones están tan sumidas en las tinieblas y el dolor que es difícil para la mayoría de nosotros entender qué está ocurriendo.

Por esta razón, aquellos de nosotros que quizás estamos más sintonizados con la Luz espiritual a nuestro alrededor y dentro de nosotros deberíamos darnos cuenta de que esta conciencia no es sólo una bendición por sí misma. En vez de eso, es una oportunidad para traer a más personas a la misma conciencia.

Hoy, no des por sentada tu conciencia espiritual. Comparte un concepto que hayas aprendido con alguien más; puede que eso sea lo que esa persona necesite escuchar.

Karen Berg

LOS 30 DÍAS DE ELUL,Viernes, 12 de septiembre

¿Te sientes desanimado? ¿Estancado? Compartir es la forma más simple para sentirte mejor y salir del estancamiento. Sin importar cuánto demos, SIEMPRE hay algo más que podemos hacer por nuestros amigos, por nuestra familia, por nuestra comunidad y por el mundo.

Pasar las pruebas de la vida

Todos y cada uno de nosotros tenemos un número determinado de pruebas que debemos pasar durante el trascurso de nuestra vida. Esto significa que cuando llegamos al punto de alcanzar lo que sea que tenemos que alcanzar para llegar a un nivel en específico, entonces subimos al siguiente nivel y a la siguiente prueba, cada vez ganando acceso a un nivel de nuestra alma más elevado.

Sin embargo, la dura realidad es que a veces las pruebas por las que tenemos que pasar pueden ser muy difíciles. A veces puede que nos parezcan “maldiciones” insuperables. No obstante, lo que aprendemos en Kabbalah es que cada dificultad que existe está ahí para llevarnos a otro nivel de conciencia.

Por ejemplo, digamos que una persona muy ocupada se enferma y el doctor le ordena que se relaje. Como resultado de finalmente bajar la velocidad de su vida, esta persona ahora encontró el tiempo para reflexionar sobre su manera de ser: lo que ha hecho y lo que no, cómo ha contribuido con el mundo y cómo no. Ahora, después de años y años en un mismo camino, esta persona gana una verdadera determinación de volverse más de lo que es, de estar más consciente de lo que la rodea, y compartir más con su familia, amigos y comunidad.

Así que al final, ¿su enfermedad fue una maldición? La respuesta en este caso es no. Para esta persona, la enfermedad fue un llamado de atención que le dijo: “¡Despierta! Perdiste la conexión con el propósito de por qué estás aquí, tienes que reevaluar tu camino”.

Hoy, piensa en dos eventos de tu vida que pensaste que eran “maldiciones”. ¿Ahora puedes ver cómo la experiencia te enseñó algo, te cambió para mejor, o te hizo más fuerte?

Karen Berg