Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

January 2012Monthly Archives

Crear nuevos horizontes

¿Por qué en las historias espirituales los personajes siempre están viajando a algún lugar? El mensaje es que cuando salimos de nosotros mismos, de nuestra comodidad, nuestra naturaleza, nuestros deseos egoístas, emprendemos nuestro verdadero viaje espiritual. Salimos de lo que conocemos para poder ir hacia nuestra grandeza.

Hoy, realiza acciones que te obliguen a salir de tu naturaleza. Esto puede cambiar tu vida y crear nuevos horizontes.
Yehuda Berg

VE LO BUENO – Del 22 al 28 de enero de 2012

Durante esta semana, el calendario kabbalístico le da la bienvenida al mes de Acuario, y la sensación de que todo es posible ya está con nosotros. Esta energía consiste en desafiar la gravedad, impulsarnos a lograr más, abrir nuestro sexto sentido, ver las cosas que no percibimos normalmente.

Además, hay dos lecciones poderosas que tenemos que comprender:

La primera es nuestra tendencia a ver sólo lo malo.

Todos lo hacemos, ¿cierto? Piensa al respecto. Si viste una película mala, recibiste un mal servicio en un restaurante o alguien hizo algo que no te agradó, ¿a cuántas personas se lo contarías? Estudios demuestran que se lo contarías a unas 35 personas. Pero si escuchas buenas noticias, usualmente se lo contarías a muchas menos personas.

Es parte de la naturaleza humana el estar atraído hacia las cosas malas. Cuando alguien te dice que todo anda bien con ellos, dices: “Muy bien, me alegro por ti”. Pero si alguien te cuenta algo malo, dices: “¿De verdad? ¡Cuéntame más!”.

El asunto que debes comprender es que, cuando escuchas sobre algo bueno, te lo dicen por una razón. El universo está abriéndote a nuevas posibilidades. En lugar de pensar: “Oh, nunca podré obtener eso o tener éxito de esa manera”, imagina que lo estás escuchando por una buena razón.

Permítete estar atraído hacia lo bueno esta semana. Y no sólo escuches, sino también intenta las cosas. Si alguien te recomienda un ejercicio nuevo o un libro, pruébalo. Tal vez haya algo ahí que te ayude a cambiar tu naturaleza.

La segunda lección está relacionada con la primera, y el concepto es: masa crítica. El Zóhar, la fuente de toda la sabiduría kabbalística, se refiere a esta idea. Nos informa que cuando una cantidad suficiente de personas en este planeta comiencen a ver lo bueno, a vivir proactivamente (libres de los pensamientos y comportamientos negativos que nos tiran hacia abajo), esta nueva conciencia se convertirá en el modo de vida permanente para toda la humanidad. En otras palabras, una cierta cantidad de personas necesitan transformarse para poder influir en el resto. La pregunta es: ¿Cuántas personas?

Como no sabemos la respuesta a esta pregunta, cada uno de nosotros debe compartir y utilizar las herramientas de la espiritualidad dondequiera que nos encontremos: dar, dignidad humana; sin importar qué. El trabajo que hacemos en el Centro de Kabbalah está orientado según este conocimiento. Es por ello que hacemos nuestro mayor esfuerzo en mejorar la vida de las personas hasta que alcancemos la masa crítica.

La proliferación de enfermedades y contaminación, los desastres naturales y creados por el hombre, los males cotidianos como la depresión o la apatía; TODOS ellos serán parte del pasado algún día. Podemos generar esto en nuestra era.

Esta semana, podemos inyectar este pensamiento transformador en el universo; podemos ver el mundo en un mejor estado y acelerar el tiempo de la masa crítica. Al menos, mantén una visión ideal del mundo en tu mente, tu corazón y tu alma. Imagina cuán superior puede ser y será el mundo.

Ve lo bueno.

Necesito que lo hagas. Hay fuerza en los números.

Todo lo mejor,

Yehuda

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Reflexiono acerca de la verdad espiritual de que la paz del mundo comienza con la paz en mi propio corazón.

Con este nombre, acelero mi propia transformación y fortalezco las fuerzas de la paz alrededor del mundo.

Riñas antiguas

¿Por qué existe tanta tensión entre familiares y amigos? Porque ellos comparten la misma raíz de alma, y cada uno regresa para lidiar con algo que quedó sin resolver en una vida pasada.

Recuerda esto la próxima vez que estés discutiendo con tu madre o tu hermano. Ve el conflicto como resultado de tu alma buscando una solución. Resuélvelo esta vez.
Yehuda Berg

Tienes lo necesario

El problema más grande que enfrenta la humanidad no es el valor del dólar o el yen; es el valor del ser. Si no creemos que somos alguien especial, si somos muy duros con nosotros mismos, ¿cómo podemos esperar lograr aquello que nacimos para alcanzar? Si no reconocemos cuán capacitados estamos, ¿cómo esperamos hacer una diferencia en el mundo?

Sin conocer nuestro verdadero valor, la vida va a estar llena de caos. ¿Por qué? Porque estamos creando una profecía autocumplida y autolimitante.

El día de hoy, sabe que has recibido todo lo que necesitas para tener éxito.
Yehuda Berg

Soluciónalo de raíz

Cuando somos enfrentados por problemas, en lugar de invertir tiempo y energía en resolver el problema, a menudo intentamos moverlo; ya sea para el escritorio de alguien más, el departamento de otro o, inclusive, a la ciudad de otra persona.

Mover los problemas nunca resuelve el asunto. Los problemas todavía existen, a pesar de que no tengamos que verlos u olerlos.

Haz una observación honesta a tus obstáculos, incluso a aquellos que crees que has superado. ¿Has resuelto los problemas realmente o los has desplazado? ¿Estás buscando soluciones externas cuando la solución verdadera es un cambio interno?

Remover los problemas de raíz crea espacio para que florezca la realización real (no sólo el alivio).
Yehuda Berg

¿Dónde está Dios?

Confía en tu corazonada

¿Alguna vez tuviste una corazonada de que si ibas a un evento en particular, a pesar de que estabas cansado y malhumorado, algo bueno iba a sucederte? ¿Y cuando fuiste conociste a tu futuro mejor amigo, te enamoraste o simplemente la pasaste genial? ¿O alguna vez simplemente supiste que si pasabas por cierta calle algo malo ocurriría, y luego te enteraste que había un accidente en esa calle?

Ésta es tu intuición guiándote, y tu intuición es proporcionada por la Luz. Según la Kabbalah, existe una cortina que separa el ámbito del 1% del ámbito del 99%. Esta cortina es todo lo que nos mantiene alejados de la realización total. La intuición es un medio para correr la cortina a un lado.

Abre la cortina el día de hoy. Confía en tus pensamientos iniciales y sigue tu corazonada.
Yehuda Berg

Aprender a amar

En un antiguo relato kabbalístico, un estudiante se le acerca a su maestro y le pide que le enseñe todos los secretos del cosmos en el poco tiempo que puede mantener el equilibrio sobre un solo pie. Después de escuchar la solicitud de su estudiante, el sabio analiza la pregunta minuciosamente. Luego, sus ojos se iluminan con sabiduría infinita y dice: “Ama a tu prójimo como a ti mismo. El resto es sólo comentario. Ahora ve y aprende”.

El día de hoy, aprende a amarte a ti mismo y comparte ese amor con los demás
Yehuda Berg

Ocúpate, no coacciones

No puedes cambiar a otro ser humano. ¡Piensa cuán difícil es cambiarte a ti mismo! Incluso si pudieras hacerlo, ¿por qué querrías quitarle su propósito: cambiarse a sí mismo?

Sin embargo, podemos proporcionar ayuda en el ámbito físico, mental, emocional o espiritual. Podemos intentar influenciar a los demás en formas que creemos que les beneficiará. Podemos intentar actuar y tomar decisiones de manera que sirvamos como un modelo a seguir positivo.

Pero debemos discernir entre enseñar y predicar. Enseñar significa compartir tu sabiduría desde el amor y la ocupación, no porque quieres convertir, convencer o coaccionar.
Yehuda Berg

Lección aprendida con el tiempo

La vida es como un videojuego donde tienes que lograr un objetivo, y después tienes la llave para pasar al siguiente nivel. Cuando transformas algo, obtienes una llave: puede ser prosperidad, fertilidad, poder personal y así sucesivamente.

Pero antes de saltar a la siguiente lección, tienes que asegurarte de haber aprendido la lección que deberías estar aprendiendo ahora.
Yehuda Berg