Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Todos desean felicidad

El deseo es aquello que nos atrae entre nosotros. Deseo de paz mundial o deseo de guerra. Deseo de pizza o deseo de una ensalada. No importa cuán profundo o trivial, los deseos humanos son nuestro vínculo común.

Todos desean felicidad; nadie desea sufrimiento. No obstante, con frecuencia confundimos la búsqueda de la felicidad de alguien (la evasión del sufrimiento) con una actitud “anti-yo”. ¿Cuán a menudo, por ejemplo, has pensado que un amigo, un maestro o un familiar estaba molesto contigo porque te estaba prestando menos atención de lo usual, sólo para después descubrir que había pasado por una tragedia personal (tal vez alguna muerte, una enfermedad o una riña familiar) que, simplemente, causó que se apartara un poco? No sólo de ti, sino de todos; hasta que se sintiera estable nuevamente.

Cuando tomamos de forma personal las acciones de otras personas, es nuestro ego hablando; diciéndonos que somos el centro del universo, que todo lo que ocurre en nuestra vida gira alrededor de nosotros.

Recuerda, tu ego es la cortina que te separa del ámbito del 99% de la realización. Cuanto más lo doblegues, más se abrirá la cortina y más pronto se cumplirán tus deseos.
Yehuda Berg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *