Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

June 2012Monthly Archives

Qué hay detrás de la puerta #1

El rechazo nos lleva a lo desconocido, lo que la mayoría de las personas define como malo. Pero las personas exitosas se condicionan a ellos mismos para reconocer que en el rechazo es donde se encuentran las cosas buenas. No tienen miedo de encontrar otra puerta.

¿Qué tal si cada vez que enfrentamos el rechazo, pensamos en ello como una oportunidad para nosotros de abrir una puerta hacia un lugar mejor, en vez de darle tanto poder, tiempo y energía a ese rechazo? Cuando cambiamos nuestro sistema mental de esta forma, abrimos la puerta con entusiasmo porque nuestro siguiente nivel está, de hecho, esperando por nosotros.
Yehuda Berg

A mi manera o adiós

A veces la ira proviene de una mentalidad “a mi manera o adiós”. Si te sientes enfadado porque las cosas no salen a tu manera considera lo siguiente: si nuestra manera de hacer las cosas es perfecta, ¿entonces por qué estamos en este mundo?

Estamos en este mundo para cambiar nuestra percepción, para cambiar nuestros sentimientos, para cambiar nuestras mentes. Existimos para poder cambiar nuestras observaciones de los hechos. Tal vez lo que percibimos como correcto simplemente no lo es.

Si queremos ver una nueva realidad, entonces tenemos que dejar de tragarnos la nuestra y estar abiertos a ver una nueva manera.
Yehuda Berg

Toma un paseo fuera

Cuando estamos envueltos en nosotros mismos, estamos ciegos. Es paradójico, pero sólo cuando nos paramos fuera de nosotros mismos podemos realmente ver. Ver quiénes somos, ver qué necesitamos hacer, ver lo que realmente está pasando a nuestro alrededor.

Así que si notas que estás comenzando a involucrarte contigo mismo, sal de ti. Entonces podrás ver qué requiere cambios.
Yehuda Berg

Semillas del ayer – Del 17 al 23 de junio de 2012

Semillas del ayer

 

Del 17 al 23 de junio de 2012

Resulta peculiar observar cómo la ciencia siempre acaba alcanzando a la Kabbalah. Muchos avances tecnológicos y científicos descubiertos durante las últimas seis décadas fueron enseñados, discutidos y escritos por los maestros de nuestro maestro.

Si le dijeras a un científico noventa años atrás que una mariposa aleteando inicia un efecto dominó que puede provocar un tornado en una parte distinta del mundo, probablemente te miraría como su estuvieras loco. Hoy en día, la ciencia lo llama la Teoría del Caos.

Pero esté probada o no, la idea de que la acción más pequeña puede crear un impacto en el mundo todavía resulta difícil de creer. Quizá seamos un poco egoístas en nuestra carrera profesional, y permanezcamos en nuestros trabajos fundamentalmente motivados por lo que obtenemos de éstos. Luego, de repente, hay problemas en nuestras relaciones en casa o con un amigo, y pensamos: “¡Esto no es culpa mía!”.

Somos buenos compartimentando nuestras vidas, pensando que la forma en que nos comportamos en un área no tiene ningún efecto en la otra, pero la verdad es que en el reino espiritual no hay compartimentos. La ilusión de fragmentación sólo existe en la dimensión física. Todo está conectado.

Esto es algo difícil de aceptar, pero la Luz nos asegura que vivimos en un sistema verdadero y justo. El problema es que cuando vienen los problemas, nos resulta casi imposible conectar los puntos. El sistema fue creado para que podamos tener una oportunidad en la que basar nuestra certeza en la Luz y no en nuestros cinco sentidos.

Podemos mejorar nuestra capacidad para detectar la Ley Espiritual de Causa y Efecto en funcionamiento si mantenemos la conciencia de que en cada momento estamos plantando una semilla. Plantar semillas de egoísmo, celos o impaciencia nos traerá finalmente dificultades y conflictos. En cambio, plantar semillas con actos de compartir, tolerancia y amor incondicional… nos traerá plenitud.

Esta semana intentemos ser más conscientes de lo que estamos entregando al universo.

Aun las acciones de bondad más pequeñas pueden crear mucho amor en el mundo. 

Todo lo mejor,

Yehuda

 

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Con estas letras, mis impulsos hacia la autocompasión, represalias y venganza desaparecen.

Veo que mi “mentalidad de víctima” es la base de estos sentimientos.

La reemplazo con el entendimiento de que soy el creador de mis propias circunstancias.

Y sé que lo que he creado lo puedo cambiar.

¡Así, todo cambia ahora!

El turista feliz

Comenzamos la vida como turistas, pero a menudo nos volvemos espías. Los turistas vienen a ver lo bueno, a disfrutar el viaje, a observar todo lo que este lugar tiene para ofrecer. Los turistas están animados, son entusiastas y están felices por visitar. Los espías buscan problemas, siempre se enfocan en lo que está mal, olfatean lo negativo y lo débil.

Si quieres ser feliz, entonces aprende a vivir la vida con la conciencia de un turista.
Yehuda Berg

Alquilar un cuerpo

El alma controla el cuerpo, no lo contrario. Tan real como se siente éste, el cuerpo es sólo un vehículo temporal para que nuestra alma alcance su destino. Nuestra alma utiliza el cuerpo físico como un vehículo, como un automóvil. Utilizamos el automóvil para llegar a donde queremos ir, pero no queremos dormir en él.

Lleguemos al nivel en el que veamos que nuestra alma está en este cuerpo físico, pero no está pegada a él.

Yehuda Berg

Observar – Del 10 al 16 de junio de 2012

 

¿Alguna vez has comenzado a hablarle al televisor cuando estás viendo una muy buena película? Especialmente cualquier película con drama, acción o suspenso; a veces es muy obvio para nosotros lo que los personajes deberían hacer para salir de la peliaguda situación. Si es una película de miedo, yo pienso: “¿por qué ella sube corriendo las escaleras en lugar salir corriendo de la casa?” o si es un film de suspenso digo: “¡Voltéate! ¡El hombre malo está justo detrás de ti!”.

Esto no sucede únicamente en las películas, sino también en nuestras vidas. Tal vez veamos un drama desenvolverse entre dos amigos, y pensemos cuán claro es lo que necesitan decir y hacer para resolver sus situaciones. Mientras tanto, tenemos personas en nuestras propias vidas con las que pareciera que no podemos conectar. No sabemos qué decir o hacer para construir un puente entre nosotros y un compañero de trabajo, o cómo arreglar una amistad que se está deteriorando, o estar ahí para un miembro de la familia.

Cuando estamos en el exterior observando tenemos todas las respuestas. Es sólo cuando estamos involucrados en el drama que la verdad se vuelve turbia.

Rara vez vemos las cosas en nuestras vidas con objetividad. Objetividad no significa no preocuparse; es observar nuestras vidas de la forma que lo haríamos si estuviéramos en una película con actores y una escenografía con la que no estamos conectados en una forma fundamental. Cuando vemos las cosas desde la perspectiva de cómo nos afectan y qué es nuestro, inmediatamente conectamos con el Deseo de recibir sólo para sí mismo.

Para conectar con la Luz, tenemos que tratar de observar las cosas desde una distancia, de manera objetiva. La única forma en la que podemos comenzar a saber lo que es correcto hacer es al observar las cosas fuera de nosotros mismos.

Intentemos encontrar al menos un conflicto en nuestras vidas esta semana en la que podamos poner esto a prueba. Tal vez si podemos tomar un poco de tiempo para visualizar en nuestra mente a dos extraños en la misma situación y pedir a la Luz que nos guíe, veremos con mayor claridad qué podemos hacer para ayudar a resolver el problema.

Cuando removemos nuestros sentimientos personales de la situación, nuestros ojos son capaces de ver la verdad con claridad. 

Todo lo mejor,

Yehuda

 

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Marco. Me conecto. Mis plegarias son respondidas a la velocidad de la “Luz”

La Culpa es hermana de la Queja

La queja y la culpa son hermanas. Es una excusa fácil para obtener un poco de energía mientras dejamos ir el control de nuestras vidas. Nos permite no ser la causa de nuestra creación. Nos saca de nuestra responsabilidad.

¿Quieres estar a cargo de tu vida? Deja de quejarte y buscas las razones profundas del por qué están ocurriendo las cosas. Busca respuestas y las puertas se abrirán.
Yehuda Berg

Acércate un poco más

¿Alguna vez has notado que al acercarte a un espejo, la imagen se acerca a ti? Cuando colocas a la Luz primero ¿qué hará la Luz por ti? Te colocará de primero. Si una persona coloca a la Luz de última, ¿qué hace el Creador? Y después nos preguntamos por qué no obtenemos lo que necesitamos.

Aprende a dejar ir la ilusión de “Yo” soy la fuente del bien. Ríndete y deja que la Luz esté primero.
Yehuda Berg

Metas graduales constantes

La razón por la cual nuestras vidas no están bajo el dominio de la positividad constante no es porque esta positividad no está cerca. Es porque algunas veces estamos en contacto con el alma, las bendiciones y la esencia real de las cosas, y a veces no. Algunas veces estamos gobernados por la precepción de los aspectos físicos.

Dios es constante. Nuestra meta es volvernos más constantes gradualmente. Certeza constante. Control constante. Cuidado constante. Entusiasmo constante.
Yehuda Berg