Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

October 2012Monthly Archives

Negocio riesgoso

Un milagro es, por definición, una casualidad que va en contra de la naturaleza.

Por ende, parece lógico que los milagros no ocurran en nuestra zona de comodidad.

Encuentra formas de incrementar tu tolerancia por el riesgo y la incomodidad el día de hoy. Debemos estar dispuestos a tomar un riesgo que sea igual al milagro que queremos traer a nuestra vida
Yehuda Berg

Apreciación milagrosa

Todos tenemos la capacidad de traer milagros a nuestras vidas, pero para poder hacerlo primero debemos acceder a la conciencia de los milagros al agradecer todos aquellos que ocurren a nuestro alrededor.

Desafortunadamente, la mayoría del tiempo estamos en piloto automático y pensamos que tenemos los milagros garantizados.

Trata de descubrir y mostrar tanto aprecio por tantos milagros que ocurren a tu alrededor como te sea posible. El sol saliendo al amanecer. Tu sistema inmunológico operando de manera saludable. Llegar a tu destino sin un accidente.

Los milagros son la norma. El caos es la excepción
Yehuda Berg

Responsabilidad espiritual

Uno de los más grandes principios kabbalísticos es: Nunca, y eso quiere decir nunca, culpes a otras personas o a eventos externos.

Si el Creador está en todas las cosas, entonces debemos aceptar que todas las cosas en nuestras vidas vienen del Creador.

Si alguien nos hace algo malo, tenemos la habilidad para utilizar eso para ayudarnos a crecer. La verdad es que siempre habrá alguien a quien culpar y algunas veces quizás estemos en lo correcto al pensar que es culpa de ese alguien. Pero ¿quieres estar en lo correcto o quieres ser feliz?

En el instante en el que asumes la responsabilidad espiritual en tu vida a todos los niveles, dejas de ser la victima. Te vuelves un coCreador y te conectas con la Luz

Es de este modo como emulamos a la Luz y nos volvemos como Dios.
Yehuda Berg

La trampa espiritual – Del 28 de octubre al 3 de noviembre de 2012

¿Alguna vez has notado cómo hacemos que todo se trate de nosotros?

¿Cuántas veces cuando un amigo está atravesando un problema, inmediatamente vamos a una historia sobre algo similar que nos pasó a nosotros, en lugar de escucharlo realmente y simplemente ser un hombro en el que pueda recostarse? Algunos de nosotros incluso ocupamos nuestras mentes intentando sacar de sus tragedias la lección que nos ayude en nuestras propias vidas, ¡tanto, que dejamos de sentir el dolor de nuestro amigo por completo!

Para hacer el trabajo espiritual de reducir nuestro ego, necesitamos reducir nuestro sentido de importancia personal, la cual puede ser una gran trampa para volvernos una persona espiritual. Podemos estar tan envueltos con el estudio e intentando mejorar nuestras propias vidas que olvidamos que ser espirituales es preocuparnos por otros.

Como mi mamá, Karen Berg, siempre dice: “Cuando te ocupas de cuidar a los demás, la Luz se ocupa de cuidar de ti”.

Para realmente transitar este camino y vivir la sabiduría de la Kabbalah debemos esforzarnos por llegar a un lugar en el cual nuestras vidas estén más dedicadas a ayudar a los demás.

Esta semana observa cuánto de tu día dedicas en mejorar la vida de otros y busca una forma de incrementar estas acciones poco a poco. Tal vez dedica un poco de tiempo haciendo voluntariado, busca a un familiar con el cual no hayas hablado en largo tiempo y pregúntale cómo le va o almuerza con alguien que realmente necesite un amigo.

Sea lo que sea, asegúrate de hacerlo de corazón. Acércate con un deseo genuino de ayudar sin esperar nada a cambio.

Si queremos cambiar el mundo, no podemos pensar en que solamente se trata de nosotros.

Todo lo mejor,

Yehuda

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Me concentro en compartir la Luz con mis amigos, mi familia y con toda la gran familia que es la humanidad. Llevo este Nombre conmigo al mundo real, y comparto estas herramientas con otros. Pido la fuerza para poder hacer lo que digo.

En mi mente, visualizo las aperturas y las oportunidades en el mundo para lograr la diseminación global de esta antigua sabiduría.

Sé que este Nombre está despertando las fuerzas de la inmortalidad e incrementando el gozo en el mundo. No espero ni exijo nada menos.

Ajude-se

Se não tivermos estrutura e disciplina em nossa jornada, nunca chegaremos a lugar nenhum.

A única maneira de liberar nosso potencial pleno e de nos tornarmos tudo o que estamos predestinados, é sair de nosso condicionamento e comportamento pré-programados.

Hábitos fazem parte da natureza humana. Podemos criar rituais que nos trazem Luz ou desenvolver hábitos que geram escuridão. Se não conseguirmos fazer com que rituais de Luz se tornem parte de nossa rotina diária, um vazio se abrirá em nossa vida. O Ego, então, nos compelirá a preencher esse espaço com comportamentos destrutivos.

Ajude-se. Quais serão os hábitos destrutivos (fumar, comer para compensar carência, fofocar, alimentar comportamento negativo dos outros) que você substituirá por práticas positivas (economizar dinheiro, fazer ginástica, rezar, meditar)?

Tudo depende apenas de você.
Yehuda Berg

El legado

Uno de los más grandes trucos del lado negativo es hacernos posponer para mañana lo que sabemos en nuestros corazones que podríamos fácilmente hacer hoy.

Pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo, pero la verdad es: No tenemos tiempo para perder en esta vida. Ninguno de nosotros sabe cuándo nuestro tiempo está bien o cuándo será muy tarde para haber dicho lo que necesitábamos decir, cambiar lo que necesitábamos cambiar, alcanzar lo que estábamos destinados a alcanzar.

Si hoy fuera tu último día en la tierra, ¿qué legado habrás dejado detrás de ti? ¿Por qué serías recordado? En cada área de tu vida, ¿Alcanzaste lo que viniste a alcanzar?

¿Es esta la película que quieres estar viviendo? De no ser así, es tiempo de cambiarla, y no hay otro día como hoy para hacer eso justamente. Tu nueva película comienza ahora.
Yehuda Berg

¡Sé feliz ahora!

Si todos estamos esperando algo para poder ser felices, estamos constantemente dependiendo de una fuente externa para nuestra realización. Mientras episodios breves de alegría pueden venir a partir de cosas físicas, la plenitud duradera no viene de otro lugar sino del interior.

Hoy, quiero que recuerdes un momento en el que te sentiste verdaderamente pleno. ¿Qué estabas haciendo? ¿Dónde estabas? ¿Quién estaba allí? Toma este sentimiento contigo, permite que te llene y fluya a través de ti durante el día. Recuérdalo cuando lo necesites.
Yehuda Berg

Nuestro mayor regalo

Es momento de que veamos nuestros desafíos como lo que son en realidad: ¡Nuestros más grandes regalos!

Cada obstáculo con el que tropezamos, cada reto que experimentamos en nuestras vidas no son otra cosa más que una oportunidad, ¡la mayor oportunidad, de hecho!, para revelar Luz en nuestras vidas. Estamos destinados a utilizar nuestros desafíos y saber que si los podemos superar, podemos superar cualquier cosa.

La grandeza no se mide por lo que alcanzamos. Se mide por lo que superamos.
Yehuda Berg

Un tiempo para el cambio

Tú creas tu propio viaje.

Somos completamente responsables por la película que se desarrolla en nuestras vidas. Si no nos gusta la película, ¡Es tiempo de cambiarla! Sin importar con qué hemos lidiado en el pasado, todo puede ser cambiado… ¡Ahora mismo!

El día de hoy, haz un inventario de las cosas que te gustan de tu película y las cosas que no te gustan. ¿Cuáles son las 5 cosas principales que aprecias en tu vida, y cuáles son las 5 cosas de las que te encantaría deshacerte? Escríbelas.

Poder señalar lo que deseas cambiar de tu vida es la mitad de la batalla para lograr la transformación.
Yehuda Berg

¡Siguiente!

Cuando tenemos un logro, superamos algún temor o incluso cuando cometemos un error, haz uso de una palabra simple: “¡Siguiente!”.

La herramienta más poderosa para combatir la voz del Ego, ya sea que este te esté diciendo que eres genial o que eres la peor persona del mundo, es seguir adelante. Por todos los medios deberíamos ser felices por lo que hemos alcanzado o recordar cambiar nuestra negatividad, pero también deberíamos estar conscientes que siempre hay algo que podemos estar haciendo y que si permanecemos atascados en algún lugar no podemos alcanzar nuestro destino.

La Luz viene sólo cuando seguimos adelante.
Yehuda Berg