Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

October 2012Monthly Archives

Libérate – Del 21 al 27 de octubre de 2012

Es la naturaleza humana permanecer donde estamos, continuar haciendo lo que siempre hemos hecho o imitar lo que nuestros amigos y nuestra familia hace, ya sea ir al mismo restaurante en lugar de probar algo nuevo o asistir a la fiesta sólo porque todos los demás irán; este espacio es nuestra zona de comodidad.

Nuestra zona de comodidad incluso puede aplicarse en el área de nuestra espiritualidad. A menudo escogemos un camino espiritual porque es una corriente popular a seguir, una moda pasajera que todos nuestros amigos están probando. Pero la espiritualidad no se trata sobre conformarnos con lo que todos los demás están haciendo para sentirnos aceptados.

Embarcarse en un estilo de vida espiritual es embarcarse en un camino de cambio interno, un camino que requiere que nos sintamos incómodos para que podamos conectar con nuestro mayor potencial y con la Luz que viene del interior.

Liberarnos de la vida con la que nos sentimos familiarizados es muy difícil y vencer tal dificultad es exactamente la razón por la cual tanta Luz puede ser revelada a partir de ello. Por supuesto que no podemos esperar volvernos una persona completamente diferente en un día pero podemos estar conscientes de la necesidad de dar pasos diarios hacia el cambio.

Esta semana, intenta cosas nuevas. Acércate a un extraño que pienses que sería la última persona de quien te harías amigo e intenta conectar con él/ella.

Como mi padre, el Rav, me enseñó y como enseñamos nosotros en el Centro de Kabbalah: En el momento preciso en que una persona escoge salir de su zona de comodidad, La Luz del Creador se conecta con él o ella.

Cuando nos liberamos de nuestra zona de comodidad nos liberamos de nuestras limitaciones y nos adentramos en el espacio de Luz y posibilidades infinitas.

Todo lo mejor,

Yehuda

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Percibo el equilibrio y la armonía que llenan toda la Creación, especialmente en los momentos difíciles, retos y pruebas que debo enfrentar durante mi vida.

Con el poder de este Nombre, despierto la fuerza para pasar todas esas pruebas, para elevarme a un nivel superior de ser, y para ganar la dicha y la realización que acompaña la verdadera transformación espiritual. ¡Suelto las cadenas del ego y logro la libertad!

Aferrarse a la Luz

La forma más poderosa para revelar Luz para nosotros mismos es enseñar a alguien más a cambiar al vencer su naturaleza reactiva.

Nuestra meta no puede basarse meramente en una mejor existencia para nosotros, sino para toda la humanidad. Después de todo, si logras llegar al cielo y descubres que estás solo, estás en el infierno.

Si tu vida ha cambiado de alguna forma, grande o pequeña, por estas Afinaciones Diarias, espero que tomes el tiempo para compartirlas con otros.

Uno de los secretos para aferrarse a la Luz es compartirla.
Yehuda Berg

Verdadero dar

Los actos físicos de dar y compartir no son tan importantes como los pensamientos y la conciencia que colocamos en esas acciones.

Cuántas veces te has escuchado a ti mismo diciendo: “¡Doy demasiado, estoy exhausto!”. La verdad es que no es posible quedar vacío por el dar. Si te sientes vacío, entonces lo que hiciste no fue dar incondicionalmente. Tuviste un propósito inconsciente y oculto de obtener algo a cambio y es por eso que sientes tal vacío y fatiga.

Encuentra a tres personas el día de hoy para darles algo y no esperes nada a cambio. Ni un agradecimiento, ni una palmada en la espalda, ni que les caigas bien. Y si puedes, da de manera anónima.

Estamos cambiando nuestro entendimiento del verdadero dar.
Yehuda Berg

Remover el juicio

Algunas veces, para ser proactivos en vez de reactivos, tenemos que ir en contra de nuestra naturaleza por completo. El día de hoy, piensa en la persona de tu vida hacia la que sientas que más juicio emites y realiza tres actos de compartir por él/ella sin decirle por qué lo estás haciendo.

Puede que esto parezca algo ilógico de hacer, pero encontrarás que cambia por completo la energía de juicio por una forma de dar y compartir.
Yehuda Berg

El eslabón perdido

No podemos obtener lo que queremos con sólo tener fantasías sobre ello. Tenemos que estar dispuestos a hacer algo para que ocurra lo que deseamos. Tal vez no has estado dispuesto a levantarte una hora más temprano para ir al gimnasio y tener un cuerpo en forma, o tal vez te gusta ser apreciado por tus colegas en lugar de hacerlos enfadar con una nueva idea.

¿Qué no has estado dispuesto a hacer para que tus sueños se vuelvan realidad? Sea cual sea la contestación, ¡Esta respuesta es el eslabón perdido! ¡Esta respuesta es lo único que falta para que hagas tus sueños realidad!
Yehuda Berg

¡Emociónate!

Sin importar que estás haciendo hoy, ya sea lavando los platos, enviando un email, reuniéndote con un cliente o haciendo algo que absolutamente odias, intenta hacerlo con emoción. Si te emocionas por ello, varias cosas ocurrirán. Conectarás con la Luz que está disponible para ti en ese momento; si agregas emoción cuando odias algo, te liberarás de la zona de comodidad que mantiene tu vida limitada y entrarás en la esfera de hacer posible lo imposible.

A la larga, inyectar una energía como el amor o la emoción en algo hará automáticamente que todo lo que hagas sea una fuente de realización.
Yehuda Berg

Gratitud

Algunas veces olvidamos apreciar las cosas simples de la vida. La experiencia de cantar, reír o bailar con júbilo; de estar enamorado, de conectar o compartir con otros; de tener inspiración, un sentido de productividad, expansión; la emoción que sentimos cuando tocamos o escuchamos una música hermosa, cuando vemos una obra de arte, todo esto ejemplifica a la Luz.

La gratitud evita que pensemos que las bendiciones en nuestra vida están garantizadas y evita que caigamos en un estado de reactividad pasiva.

¿Dónde están las bendiciones en tu vida? ¿Dónde experimentas Luz?

La apreciación no sólo nos conecta con la realización. ¡La apreciación es realización!
Yehuda Berg

Haz que suceda – Del 14 al 20 de octubre de 2012

“Intentar” es una palabra de la que el Rav nunca ha sido muy entusiasta.

Algunos estudiantes pueden tener dificultad para comprenderlo. Para ellos, la Kabbalah puede parecer un camino para intentar ser mejores versiones de nosotros mismos, intentar superar nuestra naturaleza egoísta, o intentar vencer nuestros miedos y limitaciones.

Pero el Rav explica que hay dos tipos de personas en este mundo: aquellos que lo intentan y aquellos que hacen que suceda.

Muchos de nosotros tenemos comportamientos o adicciones negativas que hemos intentado vencer y si hemos fracasado, la cruda verdad es que normalmente estamos satisfechos con solo haberlo intentado. Nuestras razones para intentarlo son generalmente egoístas. Lo intentamos porque no queremos sentirnos culpables o porque queremos reconocimiento de otra persona.

Intentarlo es un tipo de conciencia, y a menudo aquellos de nosotros que lo intentan no tienen éxito.

Pero existe otro tipo de conciencia: la de la convicción. Es cuando intentarlo no es una opción.

Superar los desafíos requiere el compromiso de no rendirse nunca. El éxito viene cuando vemos lo que queremos cambiar o conseguir, y decidimos que hasta que no crucemos esa línea de llegada no podemos mirar atrás.

Aquellos que meramente lo intentan, a menudo no quieren realmente hacer que suceda. Sólo quieren sentirse un poco mejor consigo mismos.

Hacer que suceda significa realizar una transformación en nuestra conciencia para ocuparnos realmente de algo o alguien más que de nuestra propia comodidad.

En definitiva, en cualquier desafío al que nos enfrentamos tenemos que elegir si vamos a ser alguien que lo intenta o alguien que hace que suceda.

La Kabbalah no trata sobre intentarlo. Trata sobre saber que podemos lograr algo y saber que lo haremos.

Mientras estemos aquí en este mundo, todo es posible y todo es cambiable. Mientras sigamos esforzándonos y perseverando, podremos vencer.

Y nunca, nunca podemos rendirnos.

Así es como hacemos que suceda.

Todo lo mejor,

Yehuda

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Estoy dotado con el poder para concluir todo lo que comienzo, en especial las tareas y metas de naturaleza espiritual.

Ve la Luz en todas las personas

Una de las mejores herramientas para ayudar a encender la Luz dentro de nosotros y hacer que la oscuridad desaparezca es buscar la Luz en otros, especialmente en las personas que nos molestan, o con quienes tal vez no tengamos la mejor relación.

Si vemos a estas personas con la intención de encontrar algo bueno sobre ellos, ¡la Luz dentro de ellos!, nos conectamos y revelamos la Luz dentro de nosotros. Mientras más difícil es encontrar esa Luz, mayor es el potencial para que la Luz sea revelada.

Mientras más Luz veamos en otros, más Luz veremos en nosotros mismos.
Yehuda Berg

Ningún cambio es pequeño

Incluso el más pequeño cambio que realizamos en los detalles de nuestro día a día puede mover la escala del universo de la oscuridad hacia la Luz.

¿Cuál es esa simple acción, gesto, o cambio que sabes que podrías hacer hoy para mover la escala? ¿Podrías sonreír a cada persona que conozcas el día de hoy? ¿Podrías llamar a un amigo con el que no has hablado en años? ¿Podrías dar un abrazo a alguien con quien no eres muy cercano?

Estas acciones podrían parecer del tamaño de una semilla de sésamo aquí en el plano físico del 1%, pero no hay tal cosa como pequeñez en el campo de la Luz.
Yehuda Berg