Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

November 2012Monthly Archives

El poder de la crítica

Si bien escucharla no es siempre sencillo, la crítica puede movernos a saltar e ir más allá de los límites hacia una mejor versión de nosotros mismos.

Estar abiertos a la crítica da entrada a la Luz para que nos empuje hacia delante de dos formas. Al simplemente disminuir nuestro ego, nos quitamos de nuestro propio camino y la Luz tiene espacio para entrar. También, al realmente considerar la crítica podemos trabajar en mejorar quiénes somos y lo que hacemos.

Ninguno de nosotros es perfecto. El problema es cuando permitimos que la crítica nos haga sentir mal o como si fuésemos menos de lo que antes éramos.

Si un entrenador le dice a su equipo cómo puede jugar mejor, es sólo para ayudarlo a ser mejor.

La crítica nos acerca más a ganar el juego.
Yehuda Berg

El camino hacia la paz

Una vez, un estudiante le pidió a un gran Kabbalista que le revelara todos los secretos de la Biblia y las leyes del universo mientras permanecía sobre una sola pierna. El sabio le respondió:

“Ama a tu prójimo como a ti mismo. El resto es comentario”.

No es sólo un buen dicho. Es una tecnología que puede traer Luz para tener frente a toda oscuridad o carencia en nuestras vidas.

Más importante que esto, es la conciencia que puede poner fin al dolor, el sufrimiento y la muerte, y de este modo crear una realidad de paz en el mundo.

Cuando puedes amar a la persona a tu lado, ¡especialmente cuando no quieres hacerlo! todos damos un paso hacia adelante en el camino hacia la paz.
Yehuda Berg

Escalera a lo infinito

Nuestro trabajo espiritual es como una escalera hacia nuestro ser perfeccionado. Incluso si hemos logrado subir un escalón, siempre hay otro. Un nuevo desafío. Más transformación.

Estar satisfecho con lo que hemos alcanzado sólo generará estancamiento en nuestro crecimiento espiritual. En un camino espiritual, es saludable tener una conciencia de urgencia; preguntarte a ti mismo constantemente: “¿Qué más podría estar haciendo?”.
Yehuda Berg

El deseo de nuestra alma

El ego no es tu verdadero ser. Tu verdadero ser es tu alma, la cual, como la Luz, sólo quiere compartir infinitamente.

El ego y sus deseos egoístas no son realmente nuestros.

Podemos pensar: “quiero mi dinero”, o “quiero mi alma gemela”, o “quiero este trabajo”, o “quiero entender por qué está ocurriendo esto”, o “¡quiero una respuesta!”.

Pero tu verdadero ser, tu alma, realmente sólo quiere compartir.
Yehuda Berg

Ver el futuro

La retrospección es 20/20, ¿Cierto? ¿Cuántas veces hemos deseado haber hecho las cosas de manera diferente si sólo hubiéramos visto lo que ahora podemos ver?

Es importante tomar tiempo para pensar las cosas, de la “A” a la “Z”. Así es como nos volvemos responsables.

Nunca veremos la película completa pero intentar ver más allá de nuestras reacciones inmediatas le dará al universo permiso para mostrarnos más.

Unir los puntos nos ayuda a ser proactivos en las situaciones venideras, y al hacerlo plantamos las semillas que florecerán en resultados positivos.
Yehuda Berg

Ganar nuestras bendiciones – Del 25 de noviembre al 1 de diciembre de 2012

 

La semana pasada escuché una historia sobre un hombre de negocios que iba tarde a una de las reuniones más importantes de su vida, y no podía encontrar un lugar para estacionar el auto. Alzó sus manos y suplicó: “¡Dios, si me das un lugar, daré la mitad de lo que gane con este trato a la caridad!”.

Antes de que las palabras terminaran de salir de su boca, ¡alguien salió de un espacio justo frente a él! Miró nuevamente al cielo y dijo: “¡Oh, Señor, olvídalo, justo acabo de encontrar un lugar!”.

Esta siempre ha sido una importante lección para nosotros, pero especialmente durante este mes de milagros.

Cuando tenemos lo que queremos o necesitamos, pensamos “¡tengo esto!” y que no necesitamos al Creador en nuestras vidas. Cuando tenemos una carencia o sentimos dolor, repentinamente necesitamos ayuda y oramos más de lo usual.

En el Centro de Kabbalah observamos que esto ocurre muchas veces. Las personas vienen y van, sólo para regresar de nuevo. Vienen a este camino espiritual porque están buscando algo y cuando encuentran lo que buscan, dejan de venir a clases, dejan de hacer voluntariado, o de participar en los eventos. Cuando tienen la necesidad nuevamente, regresan por más.

Es la naturaleza humana de todos nosotros hacer esto. Tal vez no vayamos tan lejos como para dejar nuestro camino espiritual por completo, pero cuando experimentamos carencia o dolor en nuestras vidas, tenemos la tendencia a pasar mucho más tiempo meditando, orando o utilizando las herramientas espirituales que la Kabbalah ofrece.

Si es necesario experimentar una gran carencia para que utilicemos nuestro tiempo en nuestra relación con el Creador, ¿qué crees que el universo continuará dándonos?

El secreto está en que es justo en los momentos en que nos sentimos plenos y estamos en un espacio de abundancia que necesitamos empujarnos para conectar mucho más con la Luz.

Usualmente, si recibimos una promoción en el trabajo queremos salir y celebrar, o si realizamos un trato de negocios con mucho dinero, inmediatamente comenzamos a planear unas vacaciones. Celebrar nuestras victorias y enorgullecernos por nuestros logros es importante, pero nunca podemos olvidar de dónde provienen esas bendiciones.

Lo mejor que podemos hacer cuando la Luz nos da un obsequio es continuar. Porque lo que sea que se nos haya otorgado es sólo una muestra de todo lo que está disponible. Si estamos en un momento en el que la Luz nos está dando, deberíamos tomar ventajas de ello al empujarnos a expandir nuestra capacidad de dar más, de hacer más y de ser más, para así recibir todo lo que la Luz nos quiere dar.

Como mi padre, el Rav, dice a menudo: “Si no nos ganamos nuestras bendiciones, nunca serán verdaderamente nuestras”.

Todo lo mejor,

Yehuda

 

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Mis ojos y mi corazón permanecen enfocados en la meta final en todo momento. ¡Despierto la persistencia y la pasión para nunca –y eso significa nunca– conformarme con menos!

El compartir está en la conciencia

El verdadero compartir incluye la conciencia al igual que la acción.

La pregunta es: ¿Por qué estás compartiendo? La mayoría del tiempo compartimos con alguien porque queremos algo de ellos a cambio; quizás queremos elogios o ser vistos como una persona buena. Pero cuando comenzamos a compartir más incondicionalmente con la conciencia correcta, las puertas se abren donde no sabíamos que había puertas.

Mientras más podamos compartir sin intenciones ocultas o queriendo algo a cambio, más conectaremos con la Luz y nos convertiremos en seres de un dar verdadero.
Yehuda Berg

Cuando no queremos

Los actos de bondad cuando estamos inspirados definitivamente revelan Luz, pero no tanta como las acciones de compartir que realizamos cuando sentimos que es lo menos que queremos hacer.

La próxima vez que quieras huir de una oportunidad para compartir, no lo hagas. En lugar de ello revela Luz.
Yehuda Berg

La lista

Mi padre, el Rav, solía decir a sus estudiantes que si todos ellos hicieran una lista de las cosas que menos quisieran hacer o enfrentar y pasaran un día entero simplemente enfocados en hacer la mayor cantidad posible de esas cosas, revelarían más Luz en ese día que en cualquier día de sus vidas.

Salir de nuestra zona de comodidad nos saca de nuestras limitaciones, y nos conecta con lo ilimitado… ¡también conocido como la Luz!
Yehuda Berg

Compañeros espirituales

Uno de los aspectos más importantes en cualquier viaje espiritual es nuestro ambiente.

Puedes tener la semilla más increíble que creará el árbol más fuerte del mundo, pero si es plantada en una tierra pobre y con un clima poco favorable, no desarrollará su potencial plenamente. Del mismo modo, puedes estar haciendo el trabajo espiritual cada segundo del día y trabajando para transformarte, pero si tu ambiente no es favorable no puedes crecer.

Todos necesitamos un ambiente que pueda apoyar nuestra espiritualidad. Esta es la razón por la que creamos comunidades en el Centro de Kabbalah, para que podamos ofrecer un lugar para los estudiantes no sólo para que estudien sino para que conecten con otros y crezcan. Es también por lo que ofrecemos a cada estudiante un maestro personal de manera gratuita, porque es una de las claves más esenciales para permanecer en el camino espiritual.

Identifica a alguien en tu vida en quien puedas confiar plenamente para que sea tu compañero espiritual. Si no tienes a nadie a tu alrededor en quien puedas confiar totalmente y que te apoye completamente, comunícate a los números:

Argentina: 00 800 5222 2524
Colombia: 009 800 5222 2524
Chile: 800 202 048
México: 001 800 522 2252
Puerto Rico 1 888 806 3045
USA y Puerto Rico: 1 888 761 0412
Venezuela: 0 800 100 2699
Resto de Latinoamérica: 0052 555 282 2047

y uno de los instructores espirituales estará más que dispuesto a convertirse en tu compañero espiritual.

Quien quiera que sea, dile a esa persona todo lo que has experimentado hasta ahora en tu viaje espiritual. Dile dónde has crecido y dónde sientes que pudiste haber hecho más. ¡Ábrete a confiar!

Te hace más humilde el darte cuenta que no puedes hacerlo solo.
Yehuda Berg