Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

April 2013Monthly Archives

Transformación duradera – Del 21 al 27 de abril de 2013

Los kabbalistas enseñan que nuestro propósito en este mundo es transformarnos de seres egoístas a seres que comparten. Hacemos esto paso a paso, capa tras capa, removiendo primero un aspecto de nuestra negatividad y después otro hasta revelar la verdad sobre la naturaleza dadora de nuestra alma. Algunas veces los estudiantes me preguntan: “¿Cómo sé si realmente me he transformado?”.

Es una buena pregunta porque existe una gran diferencia entre un cambio en el comportamiento y la transformación duradera. Puedes restringir una necesidad egoísta, un mal hábito o una conducta destructiva y considerar que has cambiado, pero si no has transformado el deseo, realmente no has evolucionado a un nuevo ser.

Normalmente pensamos en nuestro trabajo espiritual como cambios de comportamientos, pero laverdad es que necesitamos cambiar nuestro deseo. El único deseo de nuestra alma es compartir. Al enfocarnos en cómo podemos expandir nuestra capacidad para cuidar a otros, podemos expandir de hecho el deseo de nuestra alma y reducir así nuestros deseos egoístas.

La transformación duradera ocurre cuando ya no se siente como una restricción el resistir a esas necesidades y las tendencias que fueron una vez tan tentadoras para nosotros.

Identificar las áreas en las que simplemente hemos realizado un cambio en lugar de una verdadera transformación puede ayudarnos para saber lo siguiente que necesitamos derribar en nuestro trabajo espiritual.

Cuando tenemos un anhelo verdadero para salir de nosotros mismos y ayudar a otros, podemos alzar la mano y despedir finalmente nuestra negatividad de una vez por todas.

Todo lo mejor,

Yehuda

 

Secuencia de los 72 Nombres conectada a esta semana

Recuerdo cualquier mal hábito o rasgo negativo de mi carácter de los que no me haya podido deshacer. Este Nombre asegura que obtendré la victoria por encima de las fuerzas del ego. Soy imbuido por el poder emocional y la disciplina para triunfar sobre todos los impulsos egoístas y los deseos negativos.

Omer

Dos nuevas páginas disponibles:

  1. Conciencia – 49 días del Omer – Conciencia del Omer, por Karen Berg –
  1. Conteo del Omer – Corrigiendo la Sefirá de …. Conteo del Omer: Semana 1 a Semana 7 

Sin manipulación

Algunas veces sentimos que tenemos que manipular las cosas para obtener lo que queremos. Esto no quiere decir que no debemos tener metas y deseos saludables, pero mientras más tratamos de manipular nuestro camino a través de la vida, más nos apartamos del camino que el universo colocó frente a nosotros, un camino con todas las bendiciones destinadas específicamente para nosotros.

Cuando simplemente seguimos el curso de nuestro camino espiritual y permitimos que las cosas se desenvuelvan en su debido momento, nos alineamos con el gran orden del universo lo cual nos permite recibir todo lo que está destinado para nosotros.
Yehuda Berg

Rendición agresiva – Jueves, 16 de abril de 2013

Karen - Conciencia SemanalNormalmente pensamos en la rendición en una manera. Por ejemplo: No sé cuántos de nosotros hemos visto la película “La vida de Pi” (Life of Pi) pero en ella, el personaje principal se encuentra en el medio del océano sin comida, sin agua y sin un lugar al cuál dirigirse. Al final, en su desesperación, llama al Creador y le dice: “¡Está bien! ¡Me entrego a ti! ¡Me rindo!”.
Éste es un tipo de rendición, pero no es a la que me refiero. Existe otra forma de rendirse, la rendición agresiva, la cual ocurre cuando puedo decirme a mí mismo: “estoy preparado y dispuesto a hacer lo que sea necesario en mi trabajo espiritual para aprender cómo llegar a la elevación espiritual, para aplicar las herramientas y para no caer de nuevo en mis viejos hábitos de ser una víctima y decir que las cosas ‘ocurren y ya’”.

Porque la verdad es que las cosas no “ocurren y ya”. No existe tal cosa como una coincidencia. El tipo de rendición del cual estoy hablando es tener certeza en que si colocamos los puntos en todas nuestras íes y estamos en un viaje espiritual realizando el trabajo, y repentinamente la vida nos arroja una “bola curva”, necesitamos entender que donde estamos es donde necesitamos estar en este momento en el tiempo, ya sea debido a algo que hicimos cuando éramos más jóvenes o en una vida pasada, o porque está situación específica nos ayudará a volvernos mejores de lo que somos.

Esta no es la rendición que viene de un punto de fracaso, aunque esa es la rendición que la mayoría de las personas realiza. Después de todo ¿Cuándo se acercan más las personas al Creador? Usualmente es cuando pierden algo, cuando algo les ocurre o cuando algo que no entienden sucede en sus vidas.

El Doctor Larry Dossey, un médico con el que quizás estés familiarizado, es uno de los principales expertos del mundo en la investigación de las oraciones. Ha escrito muchos libros haciendo referencia a varios estudios de las oraciones y la ciencia conductual en los últimos 15 años. El estudio sobre el cual escuché recientemente consistió en observar a un grupo de personas que se reunían en un hospital para orar por la salud de pacientes enfermos en ese hospital. En este estudio, los investigadores encontraron evidencia científica de que las personas que recibieron oración se sanaron más rápido que aquellas por las cuales no se oró.

Los investigadores dijeron: “Está bien, entendemos el concepto. Las oraciones funcionan. Veamos si funciona si tenemos personas orando por pacientes distantes, sin nada más que la concentración y una fotografía de la persona por la cual oran”. Adivina qué hallaron. ¡Funcionó! Casi el mismo resultado se obtuvo ya sea que la persona que oraba estuviese presente o lejos del paciente por el cual oraban. Así que la distancia no importó.

Luego, el grupo de investigadores se preguntó qué pasaría si en lugar de orar por sanación, cada uno de los participantes oraba a su manera por “lo que deseara Dios que ocurriera”. Siguieron la línea de investigación e increíblemente encontraron que los pacientes se sanaban incluso más rápido.

La rendición agresiva significa tener certeza a pesar de la oscuridad. Es la certeza de saber que incluso cuando vemos o experimentamos la dificultad, como una enfermedad, la bancarrota, amargura en las relaciones familiares o cualquier problema, podemos tener la energía y la perseverancia de decir: “Acepto y rindo mi ser a un poder más elevado que me sacará de esto a algo mejor”. Incluso si no conocemos todas las razones de la situación, nos rendimos con certeza.

Con amor
Karen

Emocionado por todo

No existe nada (y eso quiere decir: nada) que esté ocurriendo o que vaya a ocurrir en tu vida que no sea enviado por el universo para tu máximo beneficio. Las bendiciones están aquí para compartir y disfrutar, y las adversidades están para ayudarnos a crecer para así poder recibir incluso más cosas estupendas.

Puedes estar emocionado consistentemente por todo en tu vida cuando sabes que todo te guía a la posibilidad de realización que ni siquiera puedes comenzar a comprender.
Yehuda Berg

Vive tu propia realidad

Desde la crítica hasta los halagos, no podemos tomar de manera muy personal lo que otros piensen o hagan. Sólo podemos observar detenidamente, aprender lo que necesitamos para crecer y seguir adelante.

Requiere práctica, pero cuando nos volvemos inmunes a la aprobación y a las acciones de otros, podemos dejar de vivir la vida de otras personas y empezar a estar completamente presentes en nuestra propia vida.
Yehuda Berg

Cómo volvernos seres sin límites

Nuestro cuerpo tiene limitaciones, pero nuestra alma no tiene límites.

El deseo del cuerpo es recibir mientras que el deseo del alma (nuestro verdadero deseo) es compartir. Permitir que nuestra alma tome las riendas es lo que nos pone en contacto con la habilidad para superar nuestras limitaciones.

A través del compartir, elevamos nuestra conciencia a un lugar en el que podemos derrumbar los muros en nuestra vida para extendernos así a conquistar las cosas que una vez sentimos que eran imposibles.

Si quieres volverte un ser sin límites, comparte tanto como te sea posible.
Yehuda Berg

Deja que la Luz te guíe

El trabajo duro puede ayudarnos a merecer la realización, pero existe una delgada línea entre el trabajo duro y pelear por algo que posiblemente no está destinado a ser para nosotros.

Puedo pasar todo el día tomando lecciones de canto y baile, pero la probabilidad de que aparezca en Broadway en cualquier momento es escasa, simplemente porque no es mi propósito en esta vida.

Tan importante como realizar el esfuerzo, es igualmente importante poder liberar todas las expectativas y permitir al Creador guiarte a la vida que estás destinado a llevar
Yehuda Berg

Eres más poderoso de lo que piensas – Todos estamos conectados.

El Zóhar, la fuente de la sabiduría Kabbalística (para mayor información, visita: Zohar.com) revela que el alma de cada persona es una chispa del alma de Adán, aunque no en su interpretación tradicional. El Zóhar explica que Adán era un hermoso ser expansivo de Luz y materia y que todos y cada uno de nosotros fuimos una vez parte de esta totalidad. Aquellos que son buenos con sus manos, se originaron de las chispas que estaban en las manos de Adán y aquellos que son bailarines o corredores de maratones provienen de los pies de Adán. ¿Y aquellos que son intelectuales? De la mente de Adán… Ya ves la imagen.

Cuando sabemos esto, se hace claro que existen miles de personas que están conectadas a nosotros a nivel del alma, personas que nunca hemos conocido y que probablemente nunca conoceremos. Nosotros afectamos a estas personas, y ellos nos afectan diariamente. Por ejemplo: si pierdo mi temperamento, yo afecto de manera directa a cada persona cuya alma esté conectada a la mía.

Esta gran revelación del Zóhar nos enseña varios secretos sobre la vida.

Primero que todo, es útil saber que cuando repentinamente nos sentimos más irritables que de costumbre, esos pensamientos y sentimientos pueden de hecho no ser nuestros y es nuestra elección ceder a ellos o tomar una decisión más proactiva. El segundo gran secreto es que, al escoger luchar contra esa negatividad, automáticamente elevamos a toda la humanidad.

No existen las decisiones pequeñas. Ha sido probado por los científicos, filósofos, físicos y eruditos que todo lo que hacemos, sin importar cuán grande o pequeño sea, tiene un efecto de onda a través de todo el universo.

Somos mucho más poderosos de lo que podríamos comenzar a comprender.

Cuando aceptamos este principio sobre nuestra interconectividad, podemos entender por qué es nuestra responsabilidad trabajar siempre para convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos.
Todo lo mejor,

Yehuda

Un mejor producto

Un joven emprendedor preguntó una vez a un acaudalado y establecido hombre de negocios: “¿Cómo lo hiciste? ¿Cómo continúas incrementando tus ganancias año tras año? Paso horas al día quebrándome la cabeza intentando descubrir cómo hacer dinero y parece que no puedo hacerlo”.
El inteligente hombre de negocios le dio al joven un consejo muy sabio. “Nunca ha sido y nunca será mi intención hacer dinero”, le dijo. “Mi intención ha sido siempre hacer un mejor producto”.
Cuando podemos cambiar el enfoque de cómo podemos “obtener” a cómo podemos compartir, el éxito se vuelve inevitable.
Nuestro mejor producto somos nosotros mismos.

Yehuda Berg