Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

El Poder de no querer ser reconocido

Generalmente en la vida intentamos decidir si algo debería o no realizarse; si algo es lo correcto o es la acción indicada. Es difícil saber si nuestras elecciones y nuestras decisiones provienen del lugar correcto, de la parte más profunda del alma, o si están basadas más en ego, la parte egoísta de nuestro ser.

Los kabbalistas comparten una noción muy simple pero importante que puede ayudarnos a disipar la neblina que por lo general rodea nuestras decisiones. Esto nos da una manera para guiar nuestras vidas para asegurarnos que nuestras direcciones y elecciones sean hechas verdaderamente desde la parte más interna de nuestra alma, la parte más real de nosotros mismos.

Los kabbalistas enseñan que si deseas saber si algo que estás haciendo está verdaderamente en un estado perfeccionado y proviene del lugar correcto, de la esencia de tu alma, entonces debes preguntar: ¿Es importante para mí que la gente sepa de esta acción, decisión o elección? Mientras más importante sea para nosotros el que otros sepan lo que estamos haciendo, menos verdadera es esa acción.

En cambio, si tenemos un deseo de que nadie nunca se entere sobre la acción (asumiendo, por supuesto, que sea una acción positiva), si es menos importante para nosotros que la gente sepa sobre esta elección o acción y la realizamos simplemente porque es lo correcto para nosotros, esa es una indicación de que proviene de la parte más real de nuestra alma.

Pues bien, ahí está la simple prueba. Mientras más importante sea para nosotros que nuestras acciones sean conocidas, menos verdaderas son. Mientras menos importante sea para nosotros que nuestras acciones sean reconocidas, más verdaderas son. Este es el caso en todas las áreas de la vida, ya sea que se trate de relaciones, actos de compartir, etcétera. Si deseas saber si provienen de la parte más real de tu alma, pregúntate a ti mismo: ¿Es algo que no quiero que nadie se entere?

De nuevo, si nos hayamos a nosotros mismos necesitando que la gente sepa sobre esta acción positiva que hemos realizado, o el rumbo que estamos tomando, es una indicación de que esa decisión o acción no proviene de la parte más real de nosotros, sino que proviene más bien de una gran mezcla de nuestro ego, de ese lado negativo. Pero si estamos realizando una acción porque sabemos que es lo correcto y no nos importa si alguien se entera de ella, entonces sabemos que proviene de la parte más real de nuestro ser.

Por lo tanto, si queremos asegurarnos de que estamos continuamente desarrollándonos y caminando hacia una vida que esté llena con decisiones y acciones que provienen de la parte más real de nuestro ser, tenemos que estar desarrollando el deseo y la claridad para realizar acciones sin esperar que nadie sepa sobre ellas. Las hacemos simplemente porque es lo que nuestra alma desea hacer.
Michael Berg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *