Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

October 2013Monthly Archives

El propósito del perdón

A menudo confundimos el verdadero propósito del perdón. Asumimos que es para aquéllos a quienes perdonamos, pero el más grande beneficiario, de hecho, somos nosotros.

El perdón no justifica las acciones de otro. Simplemente te permite ya no ser afectado por ellas. Yehuda Berg

La vida no se trata acerca de ser perfecto

Sin importar todo lo que hayamos alcanzado en nuestra vida, existe aún mucho más que podemos obtener.
Esto significa que, ya sea que tengas 13 años de edad ó 72, lo que hiciste ayer quizás sea genial, pero lo que puedes hacer mañana te sorprenderá porque puede ser mucho mejor. Incluso si has encontrado una cura para una enfermedad o ganado el Premio Nobel de la Paz, existe mucho más por descubrir.
Por supuesto, debemos estar orgullosos de nuestros logros y celebrar el haber vencido los desafíos que enfrentamos en la vida, pero nunca jamás a expensas de descansar en los laureles y quedarnos cómodos con nuestros logros. ¿Por qué? Porque todos somos capaces de mucho más de lo que pensamos.
El problema es que nos sentimos limitados. Sentimos nuestro potencial muy lejos de nosotros. Sucumbimos a nuestra negatividad tan a menudo que a veces se siente como si hacer más fuera imposible.
Pero no lo es.
Uno de los grandes sabios kabbalistas, Rav Áshlag, escribió una vez: “Ninguna de nuestras limitaciones nos hace ser menos”.
Éste es uno de los principios más importantes para tener una vida espiritual. Incluso con nuestras limitaciones, nuestro ego y toda nuestra negatividad, podemos aún alcanzar más de lo que hayamos hecho hasta ahora ya que: La vida no se trata acerca de ser perfecto, se trata acerca de ser mejor.
No tenemos que esperar hasta ser perfectos para comenzar a preocuparnos un poco más por la persona parada a nuestro lado. No tenemos que eliminar nuestro ego antes de comenzar a compartir un poco más que ayer. No tenemos que convertirnos en una persona justa para comenzar a vivir nuestra vida un poco más al servicio de otros.
El lado negativo siempre intentará alimentarte con excusas sobre el por qué no puedes ser mejor el día de hoy.
Simplemente necesitamos decirle a esa voz de negatividad en nuestras cabezas: Sí. Sé que tengo ego. Sé que a veces hago cosas negativas. Sé que puedo ser egoísta… Pero al mismo tiempo, aún creo que puedo hacer cualquier cosa. Aún creo que puedo hacer más.
Todo lo mejor,
Yehuda Berg

 

Desde un lugar de amor

No es lo que estás haciendo, sino la conciencia con la que lo estás haciendo lo que marcará la diferencia más grande en tu vida.
Ésta es la razón por la cual ayuda que hagas todo lo que puedes desde un lugar de amor, porque lo que das al mundo siempre regresará a ti.
Yehuda Berg

Seguir hacia adelante

 Es fácil fluir con la corriente cuando todo está en orden y saliendo bien.
Seguir hacia adelante cuando sientes que no hay esperanza alguna, es lo que atraviesa la negatividad cambiándote para siempre.
Yehuda Berg

 

Bendición disfrazada

Lo que al principio se ve como caos, frecuentemente es una enorme bendición disfrazada.
Las decepciones son la manera en que el Universo nos dice: “Tengo algo mejor en mente”.
Yehuda Berg

 

Pequeñas formas para amar más

Escuchar mejor. Ocuparnos más. Estar allí. No son los grandes cambios, sino los pequeños en nuestra vida diaria los que marcan toda la diferencia.

Con pequeñas formas para amar más, grandes cosas ocurren.
Yehuda Berg

Nuestro verdadero ser

La mayoría de nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas plagados con nuestras inseguridades, nuestras fallas, nuestros comportamientos negativos y nuestras adicciones. Si nos enfocamos sólo en lo negativo, será difícil alcanzar todo lo que estamos destinados a hacer en este mundo.

Si dedicamos la mitad de nuestra energía en enfocarnos en lo que es bueno dentro de nosotros en lugar de lo que está mal, deberíamos ver una película mucho más realista de nosotros que nos permita alcanzar mucho más.
Yehuda Berg

Superar las dificultades

Karen - Conciencia SemanalUna tarde, le dijeron a un hombre común que Dios se le revelaría esa noche. Encantado por esta increíble posibilidad, el hombre se apresuró por las calles para llegar a su casa. En el camino, se encontró con un joven harapiento en una calle lateral, así que se lo llevó a su casa. Poco tiempo después, vio a un mendigo hambriento y le dio algo de comer.

Finalmente, llegó a su casa y esperó ansiosamente ver al Creador.

Esperó toda la noche, pero no ocurrió nada. La mañana siguiente clamó: “¡Dios! ¿Qué pasó con tu promesa? ¿Dónde estuviste ayer?”.

Y el Creador le respondió: “¿Qué quieres decir? Yo estaba en el joven y yo estaba en el mendigo”.

Esta semana, recordemos que el Creador con frecuencia viene a nosotros en distintas formas, como una persona que podemos ayudar, o una situación en la que podemos ser de ayuda. Estas son las oportunidades que tenemos de construir nuestra Luz, de reforzar nuestro escudo protector, y de darnos la fuerza para recordar que somos completamente capaces de superar las dificultades que se presentan en nuestra vida.
Karen Berg

Antes de que hables

Nuestras palabras cuentan. Éstas tienen el poder de elevar a alguien o de derribarlo.

Antes de que hables, pregúntate a ti mismo: ¿Es Verdad? ¿Es de ayuda? ¿Es necesario? ¿Es bondadoso?
Yehuda Berg

No mires atrás – Del 13 al 19 de octubre de 2013

El cambio es posible. No me refiero al tipo de cambio en el que restringimos nuestros impulsos negativos por unas cuantas semanas o meses sólo para regresar nuevamente a nuestros viejos hábitos. Me refiero al cambio duradero que trae más felicidad a nuestra vida y a la vida de otros.

¿Alguna vez has notado que obtenemos un estímulo de energía cuando nos comprometemos con un cambio en nuestro estilo de vida? Pero ¿por qué seguimos el patrón en el que, cuando la elevación inicial se agota, nos encontramos de regreso en el punto de partida, peleando con las mismas tendencias contra las que batallamos antes?

La Kabbalah nos enseña que existe una fórmula para el cambio duradero:

Dejar ir el pasado y renunciar a nuestros rasgos destructivos e insensatos.
Comprometerse a reemplazar esos comportamientos que no nos estaban funcionando con nuevos comportamientos proactivos que sí lo hagan.
Resistir las ansias por la energía que una vez gratificó a nuestro ego cuando nos encontrábamos en un estado del ser más bajo y primario. En resumen: No mires atrás.
Al igual que un alcohólico en recuperación debe resistirse a una bebida, nosotros debemos vernos como “egohólicos” en recuperación quienes deben incesantemente desafiar las tentaciones y las trampas de nuestro pasado, y no sucumbir ni regresar a los viejos hábitos. Ésta no es una tarea simple ya que el camino más fácil es siempre más atractivo y ejerce una enigmática y poderosa atracción en nosotros.

Del mismo modo, es importante también recordar que si nos desviamos del camino, siempre se nos da la oportunidad de aprender de nuestros errores y de comprometernos nuevamente.

Ahora es un buen momento para asumir nuevamente ése compromiso. En esta semana tenemos una poderosa energía en el cosmos que nos dará asistencia para deshacer las ataduras a cualquier comportamiento negativo o egoísta que sinceramente deseemos dejar en el pasado. Esto nos ayudará a recordar lo insensato que resulta cambiar la plenitud duradera por aquello que ya no nos sirve.

No mires atrás. El viejo tú aún vive allí.

Mira hacia adelante y verás todo lo que estás destinado a ser.
Todo lo mejor,

Yehuda Berg