Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

December 2013Monthly Archives

Acuario: Acuario y el Ángel Gabriel. – Martes, 31 de diciembre de 2013

Hablando en términos generales, las personas nacidas bajo el signo de Acuario aman la diversión, son creativas, tienen un pensamiento vanguardista y les gusta estar sumergidos en ideas innovadoras. La autonomía y la individualidad son importantes para los Acuarianos: les gusta hacer lo que disfrutan y ser quienes son. Usualmente no tienen problemas frente a las multitudes y por lo general son conocidos por sus elecciones únicas a la hora de vestir.
Al mismo tiempo, los Acuarianos aman la idea de la unidad universal, de aquí proviene “La era de Acuario”: el florecer de entendimiento y el amor fraternal. Sin embargo, las relaciones interpersonales (ya sea con los esposos, hijos o incluso con socios de negocio) pueden ser difíciles para los nacidos bajo el signo de Acuario, simplemente porque preferirían dirigir sus esfuerzos hacia la película completa. El alcance de la visión de un Acuariano es tan vasto que simplemente se rehúsan a estar restringidos por los detalles y las complejidades de las relaciones “uno a uno”.
De acuerdo a los kabbalistas, cada mes tiene un ángel que está conectado a la energía específica de ese mes. El ángel que está conectado con la energía de Acuario es el arcángel Gabriel cuyo nombre significa “fortaleza de Dios”. Como mencioné en mi libro Continuará: la reencarnación y el propósito de nuestras vidas:
…el juicio es el dominio de Gabriel. De acuerdo a las escrituras antiguas, el Creador ordenó a Gabriel “ir y escribir signos en las frentes de los justos para que así, ningún ángel saboteador pudiera lastimarlos”. Así que Gabriel, nuestro juez, marca una “J” de justos invisible en nuestras frentes cuando contenemos nuestra naturaleza egocéntrica, resistimos el comportamiento reactivo y avanzamos en nuestro proceso. La marca es un sello celestial de aprobación. Los ángeles destructivos lo observan y nos dejan en paz. Pero si estamos atascados en la negatividad, Gabriel nos da una marca diferente. Entonces, como los textos antiguos dicen: “los ángeles saboteadores” desatarán su justicia en nosotros.
Ciertamente no querría acercarme mucho a Gabriel ya que su trabajo es el juicio. Sin embargo, los acuarianos (y todos nosotros, ya que somos afectados por la energía de este mes) pueden utilizar la energía de este mes para discernir y tomar decisiones importantes, establecer límites claros y saludables en nuestra vida y navegar el mundo físico de tal manera que podamos hacer las correcciones espirituales que vinimos a hacer.
La energía de Gabriel también puede recordarnos que somos nosotros mismos, a través de nuestra conciencia y nuestras acciones, quienes tenemos el poder para marcar la diferencia.
Recientemente escuché acerca de un experimento que las personas estaban haciendo en las plantas de tomates en un Kibbuts en Israel. Mientras las plantas crecían, la gente colocaba música, pronunciaban palabras positivas e inyectaban cuidado en todo el proceso. Cuando las plantas produjeron sus frutos, los tomates resultaron excepcionalmente grandes y deliciosos. ¿Por qué? Simplemente porque las personas tuvieron cuidado y ocupación con sus vegetales.
El punto de esta historia es que el hombre, mediante sus acciones, mediante su conciencia, mediante su habilidad, puede literalmente cambiar el curso de la naturaleza. ¿Cuántos “hermosos” frutos más podríamos crear si incluso unos miles de nosotros decidieran que vamos a ser personas diferentes, por lo menos en los siguientes seis meses?
Por ejemplo, la próxima vez que estemos a punto de entrar en una pelea real, que tal si nos detenemos y nos decimos a nosotros mismos: “No ahora. He hecho esto antes. He estado en esta posición antes, pero ahora no voy a permitirme entrar en esa situación de nuevo. Voy a tomar unos cuantos respiros profundos, caminaré por la cuadra y regresaré para decir ‘OK, vamos a intentar esto de nuevo'”.
Por supuesto, esto no será algo simple de hacer al momento. Tampoco será fácil. De hecho, será una de las cosas más difíciles que jamás hayamos hecho. Pero si cada uno de nosotros puede hacerlo (no todo el tiempo, por supuesto, pero sí unas cuantas veces) imagina la diferencia que podríamos lograr a nivel cósmico.
Una vez alguien me preguntó: “¿Cómo cambiamos el mundo?” y yo le respondí: “Una persona a la vez”. Y la razón por la que dije eso es porque cuando comenzamos con el Centro de Kabbalah, éramos sólo el Rav y yo. Un día estábamos hablando y dijimos: “Vamos a llevar la Kabbalah al mundo”. Al momento, ambos reímos y pensamos que era más o menos divertido. Pero ahora ¡Observa lo que ocurrió!
Existe una guerra desatada dentro de cada uno de nosotros, una guerra entre nuestra inclinación egoísta y la Luz que existe dentro de nosotros. Todo lo que hacemos tiene un efecto. A través de nuestras acciones negativas, creamos juicio, y Gabriel preside nuestro juicio. Sin embargo, cuando asumimos la responsabilidad de usar todo lo que está frente a nosotros para transformarnos para bien, Gabriel puede convertir nuestros juicios en bendiciones.
Jódesh Tov (Ten un gran mes)
Karen Berg

Ve por ello

Si crees en algo, es importante que vayas por ello, sin importar los obstáculos o lo que otras personas puedan pensar de ti.
La vida es muy corta como para no acoger las cosas que nos hacen verdaderamente felices.
Yehuda Berg

 

La película de la vida

Cada persona tiene su propia “historia de vida”. Por ejemplo, en la Biblia, la película de Yosef consistía en una serie de pruebas que tuvo que superar para poder convertirse en una gran Luz para el mundo.
Ninguno tiene una vida sin dificultades. La pregunta es: ¿Cómo reaccionamos cuando llegan?
¿Qué nos decimos a nosotros mismos en medio de los desafíos? Decimos: “Hasta aquí llegué, no puedo más con esto”, o intentamos elevarnos por encima de las dificultades y volvernos un mejor ser humano a causa de éstas.
Karen Berg

 

Ser feliz

La felicidad es una elección. Algunas veces puede ser más difícil elegir la felicidad que otras cosas, pero siempre es una elección.
Ser feliz no significa que lo tienes todo. Significa que estás agradecido por lo que tienes.
Yehuda Berg

 

Elevarnos por encima de las estrellas – Del 29 de diciembre de 2013 al 4 de enero de 2014

Una de las preguntas que recibo frecuentemente es: ¿Cuál es la diferencia entre la astrología regular y la astrología kabbalística?
Para empezar, es importante saber que nosotros creemos que el primer astrólogo fue el patriarca Abraham. Su conocimiento acerca de las estrellas y sus influencias fue plasmado por primera vez en su libro, El libro de la formación, y dicha información continúa siendo la base fundamental para la astrología como muchos de nosotros la conocemos en la actualidad.
Sin embargo, Abraham, como todos los antiguos kabbalistas, sabía algo muy profundo. Él sabía que había una conexión entre el propósito de la astrología y el propósito de nuestra vida.
En el Centro de Kabbalah aprendemos que la plenitud es el resultado de crear un balance y tener armonía en nuestra vida. La realización no se alcanza a través del uso de fuentes externas, sino a través de un proceso de crecimiento interno. Después de todo, puedes tener todo el dinero, los autos, las casas, el sexo, las drogas y el alcohol del mundo y aún así no sentirte pleno (¡de hecho, en muchas ocasiones mientras más obtenemos, más problemas, más estrés o más oscuridad experimentamos!). El balance y la armonía son cualidades dentro de nosotros que deben ser despertadas. Ambos son el resultado de descubrir conscientemente la mayor cantidad de aspectos negativos y egoístas de nuestra naturaleza y asumir el compromiso de cambiar para mejor. Mientras más transformamos nuestra negatividad interna por positividad, nos volveremos más plenos en el proceso.
La astrología puede ayudarnos a descubrir lo que requiere un cambio. Si bien puede que alguien utilice su signo astrológico para justificar sus acciones (por ejemplo: “soy Capricornio, así que ¡esa es mi manera de ser!”) la astrología practicada bajo la luz de la Kabbalah dice: “soy Capricornio, así que esto es lo que necesito cambiar”.
Nuestra carta astrológica no está destinada a definirnos, sino a ayudarnos a navegar hacia nuestra plena realización.
La habilidad para elevarnos por encima de las estrellas está siempre en nuestras manos, al simplemente realizar pequeños cambios para mejorar cada día.
Todo lo mejor,
Yehuda Berg

 

Ábrete al amor

Un corazón endurecido es el mayor obstáculo que bloquea el que podamos recibir todas las bendiciones que estamos destinados a tener.
Si te abres a amar, te abres a todo lo que el mundo tiene para ofrecer.

Yehuda Berg

Bondad y paciencia

Una de las mejores formas en la que pueden crecer tu bondad y tu paciencia es al comenzar a practicar sentir ambas cosas con la persona que te devuelve la mirada en el espejo.

Sé bondadoso contigo mismo. Sé paciente contigo mismo.

Esto incrementará tu bondad y paciencia hacia otros.
Yehuda Berg

Invierte en ti

Uno de los caminos más rápidos hacia la plenitud es comenzar a invertir en ti.
Ya sea comiendo de manera más saludable, ofreciendo de tu tiempo para el voluntariado o tomando un espacio para meditar, existen incontables formas en las que podemos dedicarnos a nosotros mismos un poco de tiempo cada día. Así estaremos mucho más felices a largo plazo.
Haz algo el día de hoy por lo que tu ser del futuro esté agradecido.
Yehuda Berg

 

Paz en la tierra

Ya sea una discusión en nuestra vida personal o un conflicto a escala global, todo lo que se necesita para traer la paz es a una persona dándole a otra el espacio para que sea quien es.
Parece muy simple, pero es que la verdad es simple.
Si podemos bajar nuestras defensas el tiempo necesario para observar lo bueno que existe en cada ser humano, estaremos más cerca de poner fin al dolor y al sufrimiento en este mundo.
La paz es la certeza eterna y duradera de que existe bien en todo y en todos.
Yehuda Berg

 

Contratiempos

Todos tenemos contratiempos de un tipo u otro: decepciones, cosas en las que no somos buenos, momentos en los que sentimos como si no estuviéramos en el lugar correcto ni en el momento indicado.
Pero lo que tenemos que darnos cuenta es que estos “contratiempos” son los que nos llevan a un lugar especial, el lugar en donde podemos pedir ayuda al universo, desde lo profundo de nuestro corazón, para completar nuestro potencial y convertirnos en la persona que queremos ser.
Alcanzar nuestro potencial no es un proceso natural, tenemos que elegir hacerlo. Nuestro potencial es algo que alcanzamos sólo cuando tomamos una elección conciente para ascender a nuestro siguiente nivel.
Karen Berg