Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

November 2014Monthly Archives

Sacarte los zapatos

Miércoles, 12 de noviembre de 2014

Uno de nuestros maestros del Centro de Kabbalah cuenta la historia de que estaba conduciendo en Nueva York con sus hijos un sábado frío en pleno invierno. Al lado de la carretera, un mendigo sin zapatos caminaba por las calles. Al verlo, el hijo pequeño del maestro dijo: “Papi, ¡detente! ¡Tenemos que ayudarlo!”.

“¿Qué quieres que haga?”, respondió su padre.

“Dale tus zapatos”, dijo el hijo.

El maestro detuvo el auto y le dio a la persona que estaba a un lado de la carretera sus zapatos.

Fue un gesto simple, pero creo que esos zapatos deben haber sido más valiosos que cualquier otra cosa en el mundo en ese momento. No digo que todos deberíamos regalar nuestros zapatos. Lo que digo es que sería un mundo maravilloso si cada uno de nosotros hiciera ese tipo de gestos en nuestra vida.

Hoy está pendiente de las oportunidades para ser bondadoso. Siéntete libre de compartir tu experiencia para inspirar a otros a hacer lo mismo. #SeUnaFuerzaDeBondad

Realmente bendecidos

Jueves, 6 de noviembre de 2014

Muchas veces caemos en la ilusión de que ser bendecido significa obtener lo que queremos o tener lo mejor de las cosas provechosas de este mundo.

Sin embargo, las personas pueden tener mucho dinero y cosas materiales y no ser felices. De hecho, a veces una riqueza material abundante puede ser una maldición para las personas. Siempre están preocupadas de cómo mantenerla, quién los persigue por tenerla, y si habrá suficiente para ellos y generaciones futuras. Por otro lado, hay personas que no tienen muchas posesiones materiales, pero parecen vivir una vida bendita.

La verdad es que somos maldecidos cuando no nos damos cuenta de que todo lo que ocurre en nuestra vida está ahí para llevarnos a un nivel espiritual más elevado. En otras palabras, cuando no nos hemos dado cuenta de que hay algo más allá del “yo”. Estar maldecido significa que de una manera u otra, estamos cegados y nuestra visión limitada nos está impidiendo conectarnos y vivir dentro del contexto de la película completa.

 

Karen Berg

Poniendo el aprendizaje en práctica

Miércoles, 5 de noviembre de 2014

Probablemente todos hemos tenido la experiencia de leer un buen libro, algo que está bellamente escrito y fundamentalmente tiene significado, y mientras que estamos leyendo nos sentimos en completa sintonía con nosotros mismos.

Sin embargo, tenemos que ver no sólo lo que estamos leyendo en cualquier momento, si no qué podemos tomar de nuestro estudio y cómo podemos aplicarlo en la forma en la que vivimos nuestra vida. Tomemos el ejemplo de la Kabbalah. Cuando tomamos lo que leemos, junto con sus regulaciones y restricciones, bondades y sus elementos sin juicio, y lo transformamos en conocimiento que usamos en nuestros pensamientos y actividades diarias, entonces ahí podemos ver realmente los resultados de nuestro estudio.

Lo más importante es que nuestro estudio sólo florecerá cuando realmente tomemos lo que aprendemos y lo usemos en nuestra vida diaria.

 

Karen Berg

El regalo detrás de nuestros problemas

Martes, 4 de noviembre de 2014

Hay una historia kabbalística sobre un hombre al que se le puso a cargo de un reino mientras el rey estaba de viaje. Los consejeros del rey estaban tan celosos de este hombre que una tarde lo golpearon mientras cumplía con sus funciones en el palacio. Más tarde ese día, cuando el rey volvió y encontró que su amigo de confianza estaba golpeado y sangrando en el suelo, le preguntó: “¿Qué te pasó?”.

Y el hombre respondió: “¡Cuando te fuiste todos sintieron celos de mí y me golpearon!”.

“¿Cuántas veces te golpearon?”, preguntó el rey.

“Treinta y seis veces”, respondió el hombre.

Al escuchar esto, el rey tomó 36 monedas de oro y se las dio al hombre: una moneda de oro por cada vez que el hombre fue golpeado.

Cuando el hombre regresó a su casa estaba llorando. Cuando su esposa, confundida, le preguntó por qué lloraba, él respondió: “¿Por qué no me golpearon más?”.

El punto de esta parábola no es, Dios no lo quiera, que deberíamos pedir que nos golpeen. Pero la historia nos reta a ver nuestras dificultades desde una perspectiva diferente y apreciarlas por lo que realmente son: oportunidades para revelar más de nuestro potencial en este mundo. ¿Cuántos de nosotros realmente buscamos retos o situaciones incómodas porque las vemos como oportunidades doradas para cambiar o crecer nuestra conciencia o motivarnos a hacer más por nosotros y otros?

Lo que sea que esté ocurriendo en nuestra vida de hecho está ahí para llevarnos al siguiente nivel. Constantemente nuestra conciencia debe ser: No sé por qué tengo que tomar este camino, pero sí sé que este es el camino que va a hacer que al final mejoren las cosas.

 

Karen Berg

Rajel la matriarca

Lunes, 3 de noviembre de 2014

Según los kabbalistas, el día en el que una persona deja este mundo, toda la Luz que su alma ha revelado en el mundo físico está disponible para el resto de la humanidad para que ésta se conecte y se nutra de ella. Esta noche es el aniversario de la muerte de Rajel la Matriarca y a través de ella podemos atraer nutrición espiritual y protección porque su misión era servir como un canal para lo que llamamos en hebreo “deagá”, que se traduce como ocuparse y cuidar de alguien.

El padre de Rajel era Labán, un hombre conocido por ser uno de los principales “brujos” en su época. Practicante de la magia negra, Labán era muy poderoso y era capaz de manipular la energía para su beneficio. Sin embargo, de su semilla vino Rajel, una de las almas más puras que ha existido en la tierra.

El punto de esta historia es que muchas veces la Luz viene de los lugares menos sospechados o hasta de los oscuros. Sin importar quiénes somos, qué somos, o qué sentimos que tenemos o no en este momento, si somos capaces de esforzarnos por el bienestar de otros, podemos marcar la diferencia.

Muchos de nosotros buscamos soluciones a los altibajos de la vida diaria, sin estar conscientes del mayor secreto kabbalístico: cuando estamos ocupados cuidando de otros, el Creador se ocupa de cuidar de nosotros. Con una acción podemos inclinar la balanza del mundo hacia el lado de la Luz.

Esta noche, tomemos un momento para hacer una pausa y conectarnos con la energía de Rajel. Agradecerle por ser un canal de cuidado y protección para toda la humanidad. Imagina un mundo inundado de amor, y luego encuentra una manera de salir de ti mismo para ayudar a otra persona que lo necesite.

 

Karen Berg

Superar nuestros miedos

Lunes, 3 de noviembre de 2014

La única manera en la que podemos superar nuestros miedos no es quedarnos sentados en casa asustados, sino entender que si podemos llegar a un nivel más elevado, a un llamado más elevado o a una conciencia más elevada, podemos superar las dificultades que nos retan.

Ya sea que nos demos cuenta o no, la habilidad de volvernos más de lo que somos, una habilidad que todos tenemos, es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que usamos compartiendo, cuidando de otros, y dedicando tiempo a cosas que no sólo son para el “yo”.

De hecho, la única forma en la que podemos atraer energía duradera hacia nosotros es primero compartiendo nuestra energía con otros; y al hacer esto, la traemos de vuelta hacia nosotros.

Como agua en una piscina, la cantidad de energía que empujamos es la cantidad que nos regresa.

 

Karen Berg