Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Cultivar gratitud – Martes, 29 de diciembre de 2015

Es interesante la manera en la que buscamos a Dios en nuestros momentos de oscuridad. Aquellos que oramos, especialmente quienes lo hacemos a diario, solemos orar aún más cuando estamos en problemas o hay algo que realmente necesitamos.

Cuando todo está bien y no tenemos nada en particular en mente, tenemos la tendencia a no comunicarnos. Parece que dijéramos: “De acuerdo, le daré una pausa a Dios”.

Cuando nuestra oración se vuelve una oración de necesidad, realmente aprendemos la verdadera esencia de la súplica. Puede que digamos: “Sabes, Dios, te olvidé y olvidé Tus bendiciones cuando las cosas estaban bien. Había olvidado lo maravilloso que es tener un cuerpo sano hasta ahora que padezco dolores. Y ahora, en mi dolor, me doy cuenta de lo espectacular que era estar sano”. O podríamos decir: “Me doy cuenta de lo especial que es tener a mi familia junta cuando recuerdo las veces que no la tuve cerca y sentía esa carencia”.

Afortunadamente, no necesitamos estar en momentos de carencia para tener apreciación. Las herramientas espirituales y el poder de nuestra conciencia nos dan la capacidad de cultivar la energía de la gratitud diariamente, sin importar nuestra situación ni los desafíos que enfrentemos.

El día de hoy, toma unos momentos para comunicarte con el Creador, aunque sólo sea para llenarte de agradecimiento por los simples regalos de esta vida.

Karen Berg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *