Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Ser una vela de bondad – Viernes, 15 de enero de 2016

Ya he dicho esto antes: sólo se necesita una pequeña vela para iluminar una habitación oscura. Tenemos el poder de ser esa pequeña luz cada vez que elegimos hacer la diferencia en la vida de una persona.

Ser esa vela no necesita de mucho esfuerzo de nuestra parte: está en la manera en la que sonreímos, cuando tomamos un momento para ayudar y en la manera en la que agradecemos. Nuestra bondad y cariño pueden hacer una gran diferencia. En un mundo en el que todo momento es frío, oscuro y doloroso para muchos, nosotros debemos recordar que una vela puede iluminar y calentar. Tal y como dice el viejo adagio: “Ningún acto bondadoso, por pequeño que sea, es vano”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *