Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Bienvenidos al cuarto día de los 12 días de Aries, Día 4: Cáncer, Día 4: Cáncer Lunes, 11 de abril de 2016

Los 12 días de Aries. Día 4: Cáncer

Lunes, 11 de abril de 2016

Bienvenidos al cuarto día de los 12 días de Aries, la ventana kabbalística de tiempo que comienzadesde el anochecer del lunes, 11 de abril, hasta el anochecer del martes, 12 de abril de 2016

Cáncer es un signo cardinal de agua. Los signos cardinales anuncian nuevas estaciones y nuevos comienzos, y los signos de agua tienen el don de los sentimientos y la sensibilidad. Los cancerianos en particular son muy emocionales, y son propensos a ser volubles y pesimistas. Buscan seguridad al sentirse cerca de otras personas y pueden volverse cerrados e introvertidos cuando no consiguen la energía que necesitan. El lema de Cáncer es: “Siento, luego existo”.

El arquetipo de niño interno de Cáncer retiene dolores emocionales no resueltos y miedos al abandono y al rechazo. Este arquetipo de niño interno mendiga energía y se aferra a otras personas por miedo a quedar solo o desamparado. Cuando no obtiene la energía que anhela, es el niño que expresa el típico: “Nadie me quiere, me voy al rincón”.

Todos tenemos un poco de este arquetipo de niño interno en nuestro interior. Aparece cuando nos sentimos excluidos o cuando nos sentimos menospreciados después de que alguien se aparta de nosotros. Cualquiera que sea el caso, lo más importante es NO juzgarnos por ello. De hecho, cuando reconocemos cuán dependientes somos de la energía de los demás, podemos comenzar el trabajo de forjar una conexión con nuestra propia fuente de energía: la Luz de nuestra alma.

Conciencia del día: Cuida bien de ti mismo, ¡haz algo bueno por ti! Conéctate con la seguridad interior que proviene de amarte a ti mismo de manera incondicional, conectarte con la Luz y sentir a los demás.

Aún más importante, sé gentil contigo y con tu niño interno. Eres una obra en construcción y el hijo de Dios que te ama. La sanación proviene de reconocer positivamente y asumir la responsabilidad de lo que debemos cambiar, no de culparnos por todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *