Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Bienvenidos al décimo día de los 12 días de Aries, Día 10: Capricornio

Los 12 días de Aries. Día 10: Capricornio

Domingo, 17 de abril de 2016

Bienvenidos al décimo día de los 12 días de Aries, la ventana kabbalística de tiempo que comienza desde el anochecer del domingo, 17 de abril, hasta el anochecer del miércoles, 18 de abril de 2016.

Capricornio es un signo cardinal de tierra. Los meses cardinales son los que aparecen al principio de cada estación, anuncian nuevos comienzos y cambios sobre la marcha. Los signos de tierra tienen el don de la manifestación. Los capricornianos son trabajadores e increíblemente realistas, pero pueden caer en la trampa de situar lo físico por encima de lo espiritual, lo cual les da sentimientos de inseguridad y carencia.

El arquetipo de niño interno de Capricornio es una víctima cuando no ve los resultados que está buscando en el mundo físico. A este niño le cuesta entender que la verdadera causa de lo que vivimos en nuestra realidad física se origina en el nivel de conciencia. La voz de este niño dice: “Ver para creer”, en lugar de lo contrario. Este niño tiene miedo e inseguridad, se siente limitado y apartado.

Todos tenemos un poco de este arquetipo de niño interno en nuestro interior. Quizá nos obsesionamos con los resultados finales en lugar de recibir todo lo que podemos ganar en el proceso. Quizá vivimos en constante inseguridad porque no podemos abrirnos a los frutos del mundo espiritual. Al tomar en cuenta a este pequeño niño interno, podremos comenzar a encontrar sanación. De hecho, cuando sentimos el dolor de la limitación de este niño podemos abrirnos a la gracia del Poder Superior y aceptar el amor de quienes nos rodean.

Conciencia del día: Préstale más atención a la gente que está en tu vida en lugar de a las cosas que tienes que hacer. Abre tu corazón y dedícate a realizar alguna oración o meditación. Antes de hacer algo, pídele ayuda a la Luz.

Aún más importante, sé gentil contigo y con tu niño interno. Eres una obra en construcción y el hijo de Dios que te ama. La sanación proviene de reconocer positivamente y asumir la responsabilidad de lo que debemos cambiar, no de culparnos por todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *