Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Bienvenidos al quinto día de los 12 días de Aries, Día 5: Leo

Los 12 días de Aries. Día 5: Leo

Martes, 12 de abril de 2016

Bienvenidos al quinto día de los 12 días de Aries, la ventana kabbalística de tiempo que comienzadesde el anochecer del martes, 12 de abril, hasta el anochecer del miércoles, 13 de abril de 2016

Leo es un signo fijo de fuego. La energía de los signos fijos está concentrada y orientada, los signos de fuego poseen el don de la creatividad, la inspiración y el liderazgo. El signo de Leo es regido por el Sol, eso le da a Leo mucha energía y capacidad de compartir con los demás, aunque a veces no sea por las razones correctas. El lema de Leo es: “Deseo, luego existo”.

El arquetipo de niño interno de Leo se conforma con la satisfacción a corto plazo del ego en vez de la plenitud a largo plazo del alma. Espera y exige ser amado, admirado e irá muy lejos por conseguir esa validación. Patalea y responde con enojo cuando no satisfacen sus necesidades. El arquetipo de niño interno de Leo dice: “¡Mírame! ¡Importo! ¡Soy relevante!”.

Todos tenemos un poco del arquetipo de niño interno de Leo en nuestro interior. Quizá queremos responder agresivamente cuando alguien nos rechaza o quizá nos provoca hacer un berrinche cuando nos ignoran por completo. Cualquiera que sea el caso, lo importante es no juzgar a nuestro niño interno. De hecho, el reconocimiento libre de juicio de nuestro arquetipo de niño interno de Leo puede motivarnos a buscar una conexión con nuestra esencia espiritual, la cual no necesita validación externa.

Conciencia del día: Resiste buscar reconocimiento o elogios. Usa tu poder para servir a los demás en lugar de usarlo para que los demás te sirvan a ti. Conéctate con la Luz de tu alma a través de la verdadera humildad.

Aún más importante, sé gentil contigo y con tu niño interno. Eres una obra en construcción y el hijo de Dios que te ama. La sanación proviene de reconocer positivamente y asumir la responsabilidad de lo que debemos cambiar, no de culparnos por todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *