Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

PLENITUD DURADERA NUNCA SE PODRÁ EXPERIMENTAR SIN REALIZAR PRIMERO ACCIONES POSITIVAS…

compartit compartit

Rav Áshlag, El Arí, revela un sorprendente secreto:

Él explica que a pesar de que las acciones positivas son importantes porque se convierten en el contenedor de la plenitud de nuestra vida, sin una constante profundización de nuestro estudio espiritual esas acciones no pueden traer más positividad a nuestra propia vida. Porque el estudio espiritual, la “esencia” a la que el Arí se refiere como Luz de la Sabiduría es, a fin de cuentas, el espíritu de todo. Imagina la cubierta de un libro con todas las páginas arrancadas. Quizá puedas armar una parte de la trama a partir de la cubierta y las reseñas, pero la vida y el corazón de la historia ya no está allí.

Esta es la razón por la que el Arí se refiere a la fuerza de Misericordia y Compartir como “aire vacío”, porque está desprovista de la esencia de la Luz. Está esperando que la Luz de la Sabiduría entre. Nuestras acciones de compartir, que a veces erróneamente nos dan la sensación de que nos estamos conectando con la Luz del Creador, no pueden acercarnos al verdadero trabajo de nuestra alma si no profundizamos nuestra conciencia, sin un estudio constante. Por supuesto, lo mismo ocurre a la inversa. Sólo estudiar la sabiduría de la Kabbalah todo el día no nos llevará a cumplir el verdadero trabajo de nuestra alma si no realizamos acciones de compartir y no restringimos nuestro ego y deseos egoístas. Jamás podremos crecer si no ponemos en práctica lo que estudiamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *