Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

TENEMOS LA OPCIÓN DE PERMITIR QUE NUESTRA ALMA ASCIENDA

Alma Alma

En base a un concepto del que habla ampliamente el Arí, Rav Yitsjak Luria, un concepto que dice que cada uno de nosotros tiene al menos cinco niveles del alma. El nivel más bajo se llama Néfesh HaBehemit, el alma animal. Y las decisiones que tomamos a diario con respecto a ser egoístas o generosos, perseguir nuestros deseos más básicos o los deseos de nuestra alma, determinan si seremos hundidos o elevados. El Rey Shlomó dice que son decisiones a las que no les prestamos atención suficiente porque estas muy a menudo permiten que descendamos a Néfesh, la parte básica de nuestro ser.

Los kabbalistas dicen que hay un constante debate entre la parte de nuestra alma que quiere elevarse y la parte que intenta hundirnos. Ya sea que estemos conscientes de ello o no, esta batalla ocurre dentro de nosotros todo el tiempo, y el ganador de la batalla es determinado por nuestras decisiones. Y Shabat Sheminí consiste en la batalla entre esas dos partes. En Shabat Sheminí podemos pedir la fuerza para ganar esa batalla; no obstante, para ganarla tenemos que comenzar a entender que esta batalla existe. Una vez que estemos conscientes de ello, sabemos que cualquier acción que realizamos o decisión que tomamos motivados por el Deseo de Recibir para Sí Mismo, desde nuestro lugar más básico, fortalece la parte de nosotros llamada Néfesh HaBehemit y nos hunde.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *