Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

JanucaCategory Archives

Día de Acción de Gracias y Jánuca

Karen - Conciencia SemanalEste año, el primer día de Jánuca coincide con el día de acción de gracias estadounidense. El día en el que muchos nosotros aquí en Estados Unidos nos juntamos a celebrar y expresar gratitud hacia nuestros amigos, familia y extender bendiciones. ¡La última vez estas dos fechas coincidieron fue en 1888 y la próxima no ocurrirá sino dentro de 79.043 años!
Cuando encendemos las velas por Jánuca, debemos entender que no estamos realizando un ritual religioso destinado sólo a un grupo de personas. Las velas son herramientas espirituales para toda la humanidad. Su propósito es ayudarnos a eliminar el caos de este mundo y alcanzar el momento en el que entendamos que todos somos parte de una sola alma.
La Luz de las velas es la misma Luz que existe en el espíritu de todos. Mientras que tengamos esta Luz dentro de nosotros, debemos intentar cumplir el propósito por el que vino, reconocer esa misma Luz que existe en otros. Sin duda, es mucho más fácil ver las debilidades de otros y todas las cosas que están mal con ellos, pero si podemos reconocer la simpleza del amor, la simpleza de la amabilidad, la simpleza de la compasión en otras personas, entonces tenemos todo.
En Jánuca, escuchamos sobre la pureza de un solo frasco de aceite que duró ocho días. Pero, ¿qué es pureza? ¿Pureza es algo como un recién nacido? Quizás, pero de eso no es de lo que estamos hablando aquí. Puedes ser una persona adulta y aún así tus pensamientos pueden ser puros y llenos de preguntas como: “¿Qué puedo hacer? ¿Cómo puedo ayudar?”. Puedes ser una persona adulta y escoger ver a otro con ojos de amabilidad en vez de ojos de juicio. Puedes ser una persona adulta y escoger alejarte de los sentimientos que todos hemos experimentado alguna vez, como: “Ya he tenido suficiente. No quiero estar aquí. Aleja a esta persona de mí”.
Desde una perspectiva kabbalista, la pureza del aceite representa la pureza de cómo nosotros, a través de nuestra conciencia, podemos crear una energía positiva, una conexión con la Luz dentro de nosotros mismos.
Tradicionalmente, el Dia de Acción de Gracias se trata sobre la apreciación y la Jánuca sobre los milagros, dos conceptos que de hecho van muy bien de la mano. Después de todo, ¿cuántos de nosotros apreciamos que cada día que despertamos es un milagro? No tenemos que despertar; hay muchas personas que no lo hacen. Pero aún así no vemos las cosas de esa forma. De hecho, en nuestra mente, es normal, no es un milagro que nos despertemos. Pero yo recuerdo cuando una vez una gran persona me dijo: “Desearía que todos en el mundo se enfermaran por un día en su vida”. ¿Por qué? Porque esa es la manera en que una persona aprecia la salud.
Nosotros, como seres humanos, vivimos en un espacio llamado “el deseo de recibir”. Vivimos en un espacio que dice: “Mientras esté recibiendo algo, todo está bien”. Así que todos muchas veces, damos por sentado las cosas comunes, como despertarnos.
Esta semana, tenemos la oportunidad de ver las cosas bajo una luz diferente, así que tomemos todos esta oportunidad para apreciar los milagros, grandes y pequeños en nuestra vida y en la vida de aquellos que nos rodean.
Les deseo a ustedes y a sus familias una festividad llena de felicidad y salud.
con amor,
Karen Berg

Luz Una vez al año, por 8 días, la luz oculta brilla directamente sobre nosotros. Como sabemos, el caos y la negatividad están por doquier, lo que es una indicación de que aún hay mucha luz por ser revelada. Esto es lo que llamamos la Luz Oculta, y es una energía poderosa que puede transformar la realidad caótica en bendiciones y armonía.

No se trata sólo de encender unas velas, es la esencia de crear milagros.
La apertura cósmica de Janucá se inicia esta noche, ¡les deseamos un tiempo de MILAGROS!

Januca 6 vela

 

La Luz perfecta de Jánuca puede penetrar nuestro ser imperfecto y conectarnos con todas las respuestas y soluciones que necesitamos.

Ayer por la noche encendimos la sexta vela de Jánuca (de un total de 8). Hag Sameach (Felices fiestas) a todos.

Quinta vela de Januca

Ayer por la noche encendimos la Quinta vela de Jánuca en el Centro de Kabbalah de Miami. Milagros, Luz y bendiciones  a todos

 

 

Diciembre 8, 2012 – por la noche — Hoy encendimos la primera vela de Januca. Mucha Luz, Milagros y bendiciones a todos

 

 

El significado práctico y espiritual de Jánuca

Jánuca – 2012

  • 1 vela – Sábado 8 de Diciembre
  • 2 vela – Domingo 9 de Diciembre
  • 3 vela – Lunes 10 de Diciembre
  • 4 vela – Martes 11 de Diciembre
  • 5 vela – Miércoles 12 de Diciembre
  • 6 vela – Jueves 13 de Diciembre
  • 7 vela – Viernes 14 de Diciembre
  • 8 vela – Sábado 15 de Diciembre

Los Kabbalistas enseñan que el propósito de las festividades no es meramente el conmemorar eventos históricos o continuar una tradición. Es una época en la que un canal espiritual particular se hace disponible para que nosotros nos conectemos con la Luz del Creador.

Estos canales son regalos dados a nosotros por los gigantes espirituales de generaciones anteriores. Con sus acciones positivas ellos crearon viaductos espirituales a través de los cuales la Luz de los Mundos Superiores entra a nuestro reino físico cada año en la misma época.

Los Israelitas que vivieron durante el tiempo que sucedió Jánuca originalmente, estuvieron dispuestos a ir más allá de todos los límites para combatir los poderes de la negatividad para poder permitir la revelación de la Luz del Creador. Su dedicación desinteresada reveló la Luz de milagros y de este modo hizo que el canal de milagros estuviera disponible para que cada uno de nosotros se conecte durante la festividad de Jánuca.

Es importante darse cuenta que todos necesitamos milagros todo el tiempo. Si nos estamos esforzando en desarrollarnos espiritualmente, en transformar nuestra naturaleza, necesitamos la asistencia del Creador, la cual nos es dada en esta época a través del poder de los milagros.

Pero los milagros no son simplemente las cosas increíbles y fuera de lo ordinario que suceden cuando rezamos por ellas. Como mi padre y maestro, El Rav, constantemente nos recuerda, los más grandes milagros son los que no vemos.

Durante los ocho días de Jánuca nos es dado el regalo gratuito de traer la Luz y poder de todo tipo de milagros a nuestra vida. ¿Cómo abrimos este regalo? Los Kabbalistas nos enseñan que mientras vivamos en el mundo de fisicalidad (maljut) necesitamos hacer acciones físicas para poder despertar y traer Luz espiritual.

Las acciones que hacemos en esta festividad fueron establecidas siglos atrás, después de la destrucción del Templo Sagrado. En ese momento no había casi aceite para encender el candelabro del Templo. Lo poco que se encontró era suficiente sólo para encenderlo por un día, pero por el sincero deseo de la gente de encender el candelabro, esa pequeña cantidad de aceite continuó ardiendo por ocho días, suficiente tiempo para que ellos prepararan más aceite. Esta es una de las razones por las cuales encender las velas de un candelabro (usando aceite en vez de cera) fue establecida como la herramienta primaria para revelar y traer hacia nosotros la gran Luz de milagros. Una gran Luz espiritual fluye de las flamas físicas del candelabro.

El encendido de las luces se hace por razones prácticas, para revelar y atraer la tremenda Luz de milagros a nuestra vida, nuestra familia, y para el mundo entero. Esta grandiosa Luz de milagros fluye de las llamas físicas del candelabro. Es por esta razón que no solo encendemos las luces sino que también nos quedamos frente a ellas por lo menos por medio hora para absorber esta Luz

Uno de los principios básicos de Kabbalah es que la cantidad de Luz que cualquier acción espiritual revela depende de nuestra comprensión de su poder. Por lo tanto, cuando encendamos las velas cada noche de Jánuca, es importante que pensemos en la gran Luz que estamos revelando. Es este entendimiento junto con el encendido físico lo que trae a nosotros la Luz de milagros.

Contrario a lo que muchos de nosotros pensamos los milagros no son casualidades. Cada uno de nosotros posee el poder de crear milagros

De acuerdo con Kabbalah, si podemos visualizar algo que queremos, es porque ya existe. Lo único que nos aleja de ellos son los bloqueos que ponemos en el camino a través de nuestra negatividad. Un milagro nos permite elevarnos sobre ello. Actualmente la palabra hebrea “milagro” se pronuncia “ness” y significa elevación. Elevación de que? Elevación a una dimensión más alta.

Durante Janukah somos capaces de crear ese puente a los milagros.

En verdad, no estamos celebrando luz física, sino una realidad espiritual que elevamos a través del encendido de velas (con las meditaciones kabalisticas apropiadas) Esta realidad es conocida como Binah. Kabalisticamente, la realidad de Binah es un depósito cósmico de Luz espiritual. Es como un almacén de energía que es la fuente de todas nuestras bendiciones y deseos. No hay muchas oportunidades de llegar a Binah directamente durante el año, es por eso que estos ocho días son muy poderosos. Tocar esta realidad despierta la Luz de milagros y maravillas en nuestras almas, produciendo cambios positivos inesperados y mejorías.

 

Que es Jánuca ?

Pregunta a Michael
Por Michael Berg

Jánuca llamada la “Fiesta de las luces”, es una festividad judaica que es celebrada durante ocho días, y en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II aC.

La tradición judía habla de un milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del Templo durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite, que alcanzaba solo para uno. Esto dió origen a la principal costumbre de la festividad, que es la de encender, en forma progresiva, un candelabro de nueve brazos llamado Janukiá (uno por cada uno de los días más un brazo “piloto”).

La festividad acontece el 25 de Kislev del calendario judío, fecha acaece entre fines de noviembre y fines de diciembre del calendario gregoriano

Jánuca es una fiesta que se conmemora por 8 días. Este año (2012) el primer día, es el 8 de Diciembre. 

Pregunta:

Además del encendido de la Menorá y la entrega de regalos, ¿tiene algún significado profundo la festividad de Jánuca?

Respuesta:

Kabbalístícamente, el propósito de una festividad no es meramente conmemorar sucesos históricos o continuar una tradición. Es un momento en el que un canal espiritual en particular se pone a nuestra disposición para que podamos conectamos con la Luz del Creador.

Estos canales son regalos que los gigantes espirituales de otras generaciones nos han otorgado. Por medio de sus acciones positivas, crearon viaductos espirituales que reaparecen cada año en el mismo periodo de tiempo y a través de los cuales la Luz de los Mundos Superiores entra en nuestro mundo físico.

Los Israelitas que vivieron durante la época del ]ánuca original estuvieron dispuestos a ir más allá de sus límites para combatir los poderes de la negatividad, y así permitir la revelación de la Luz del Creador. Su dedicación desinteresada reveló la Luz de los milagros, lo cual hizo que el canal para los milagros estuviera a nuestra disposición para que nos pudiéramos conectar con él durante la festividad de Jánuca.

Es importante que nos demos cuenta de que todos necesitamos milagros todo el tiempo. Si emprendemos la tarea de desarrollamos espiritualmente, de transformar nuestra naturaleza, necesitamos la ayuda del Creador, que se nos otorga en esta época a través del poder de los milagros.

Pero los milagros no son solo aquello destacable entre las cosas ordinarias y que suceden cuando rezamos por ellos. Tal como mi padre y maestro. el Rav, nos recuerda constantemente: “Los milagros más grandes son aquellos que no vemos”.

Durante los ocho días de ]ánuca, se nos entrega el regalo de atraer la Luz y el poder de cada tipo de milagro a nuestra vida. ¿Cómo abrimos este regalo? Los kabbalistas nos enseñan que tenemos que hacer acciones físicas para despertar y atraer la Luz espiritual.

Las acciones que llevamos a cabo durante esta festividad se establecieron hace siglos, justo después de la destrucción del Templo Sagrado. En aquel tiempo, casi no había aceite para prender los candelabros del Templo. El poco aceite que se conseguía solo lograba dar luz durante un día; sin embargo, debido al sincero deseo de la gente de encender los candelabros. esa pequeña cantidad de aceite siguió ardiendo durante ocho días, lo cual les dio el tiempo suficiente para encontrar más aceite.

Esta es una de las razones por las cuales se estableció el encendido de las velas de un candelabro (utilizando aceite en lugar de una mecha) como la herramienta principal para revelar y atraer hacia nosotros la gran Luz de los milagros. De la llama física del candelabro emana una gran Luz espiritual.

Es por este motivo que no solo prendemos las velas, sino que también permanecemos junto a ellas durante al menos media hora para absorber esta asombrosa Luz.

Uno de los principios básicos de la Kabbalah es que la cantidad de Luz que cualquier acción espiritual revela depende de nuestro entendimiento de su poder. Por lo tanto, a medida que prendemos las velas cada noche de Jánuca, es importante que pensemos en la gran Luz que estamos revelando. Este entendimiento, junto con el encendido físico de las velas, es lo que atrae hacia nosotros la Luz de los milagros.

Una vez que entendemos el poder y la oportunidad de Jánuca, empezamos a apreciar el gran regalo que tenemos a nuestra disposición durante esta hermosa época del año.

En estas festividades, ¡te deseo muchas bendiciones y milagros!

@2000-2010 Kabbalah Centre ln!emational. All rights in all media reserved

Encendido de las velas

Orden del encendido de las velasCandelabro de aceite

SHAMASH

TEMPORAL

 

El candelabro debe estar mirando hacia la puerta principal, sobre una mesa pequeña.

 

Primer día:

Arreglo de las velas. : Poner la vela número 1 y luego el Shamash (“S”)

Orden de encendido: Se enciende una vela (Shamash temporal), y con esta se enciende la vela número 1 y después el Shamash. Al final se apaga el Shamash temporal

 

Segundo día:

Arreglo de las velas. : Poner la vela número 1, después la 2 y luego el Shamash (“S”)

Orden de encendido: Se enciende una vela (Shamash temporal), y con esta se enciende la vela número 2, la vela número 1 y finalmente el Shamash. Al final se apaga el Shamash temporal.

 

Tercer día:

Arreglo de las velas. : Poner la vela número 1, después la 2, después la 3 y luego el Shamash (“S”)

Orden de encendido: Se enciende una vela (Shamash temporal), y con esta se enciende la vela número 3, después la 2, después la 1 y finalmente el Shamash. Al final se apaga el Shamash temporal.

Octavo día:

Arreglo de las velas. : Poner la vela número 1, después la 2 …. , después la 8 y luego el Shamash (“S”)

Orden de encendido: Se enciende una vela (Shamash temporal), y con esta se enciende la vela número 8, después la 7, ……., después la 1 y finalmente el Shamash. Al final se apaga el Shamash temporal.