Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

Conteo del Omer – Corrigiendo la Sefirá de ….

Conteo del Omer: Semana 1

Corrigiendo la Sefirá de Jésed

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Jésed

  • Jésed, la más expansiva de las Sefirot, que representa Misericordia, se sitúa debajo de Jojmá en la columna derecha. Jésed, representando la energía positiva pura, contiene la semilla en estado indiferenciado de todo lo que ha ocurrido entre las Sefirot superiores y, como representa el Deseo de Compartir total, puede ser generoso hasta la exageración. Todos hemos visto a Jésed expresarse desenfrenadamente. Es la persona que llora más por el criminal que por su víctima; es el hombre pobre que se ha ganado la lotería y dona cada centavo de su nueva fortuna a obras benéficas, dejando en la miseria a su propia familia. Sin restricciones, Jésed da hasta que duela a casi todo el mundo.

Conteo del Omer: Semana 2

Corrigiendo la Sefirá de Guevurá

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Sobre Guevurá

  • Guevurá es conocida como Juicio. Mientras que Jésed da hasta la exageración, Guevurá es avara. Mientras que Jésed expande, Guevurá contrae. Mientras que Jésed dice “compartir”, Guevurá dice “¿Qué hay para mí?”. Mientras Jésed celebra el heroísmo, Guevurá impone disciplina infundiendo miedo y viendo a los demás por encima del hombro. Guevurá, cuando se le da rienda suelta sin el equilibrio de Jésed, se convierte en la tiranía del estado policial. Sin embargo, la semilla indiferenciada de Jésed nunca llega a convertirse en el árbol diferenciado sin la mano dura de Guevurá. Guevurá trae la energía de las Sefirot superiores a un estado diferenciado, el cual es el comienzo de la fisicalidad.

Conteo del Omer: Semana 3

Corrigiendo la Sefirá de Tiféret

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Tiféret

  • Tiféret, que representa la Belleza, reposa debajo de Kéter en la Columna Central y entre Jésed y Guevurá. Tiféret es Belleza, porque algo que posea belleza, ya sea un atardecer, una flor, un poema o una mente humana, debe combinar sabiduría (Jojmá), comprensión (Biná) y la luminosidad de la Luz para existir como tal. Tiféret es cuestión de embellecer porque es el punto de equilibrio entre la columna derecha (dar) y la columna izquierda (recibir), y sin la simetría del equilibrio, no puede existir belleza. Por ende, Tiféret contiene todos los aspectos del mundo en el que vivimos. Tiféret nos enseña a compartir y cuándo recibir. Tiféret representa el equilibrio elusivo entre juicio y misericordia que permite a un padre disciplinar a su hijo desde el amor en lugar de la ira reactiva.

Conteo del Omer: Semana 4

Corrigiendo la Sefirá de Nétsaj

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Nétsaj

  • Nétsaj, o Victoria, reside en la Columna Derecha, justo debajo de Jésed. Nétsaj es un depósito y almacén de energía positiva de Jésed, irradia el Deseo de Compartir y se hace canal de esa energía a medida que ésta se acerca al mundo físico en que vivimos. En pocas palabras, es análogo al esperma que, al unirse al óvulo, finalmente crea un ser humano. Nétsaj también representa eternidad y procesos involuntarios, además de representar el cerebro derecho, lugar donde ocurre el proceso creativo. Nétsaj es el artista, el poeta, el músico, el soñador y el principio fertilizante masculino.

Conteo del Omer: Semana 5

Corrigiendo la Sefirá de Hod

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Hod

  • Hod se traduce como “gloria”. Es análogo al óvulo en la concepción humana, comienza la materialización de lo que sólo había se había mantenido en estado potencial en Jésed y Nétsaj, muy parecido a la mujer que da nacimiento a lo que ha sido concebido en conjunción con el principio fertilizador masculino. Hod también controla los procesos voluntarios y las actividades del cerebro izquierdo, canalizando la practicidad de Guevurá a la psiquis humana. Como Nétsaj es el artista, Hod es el científico, el lógico, el genio de las matemáticas y el contador público en un traje de tweed color café.

Conteo del Omer: Semana 6

Corrigiendo la Sefirá de Yesod

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Yesod

  • Yesod, o “fundación”, yace como un gran reservorio debajo de las Sefirot. Todas las Sefirot de arriba derraman su intelecto y atributos en este amplio contenedor donde son mezclados, equilibrados y preparados para ser transferidos de una irradiación tan brillante que ningún mortal podría sobrevivir su presencia a una forma de energía que es manejable para los seres humanos. Metafóricamente hablando, Yesod es el camión de cemento que reúne todas las materias primas, incluyendo agua y arena, las mezcla, y produce una masa húmeda que finalmente se solidifica y se endurece, siendo el cemento nuestro universo físico.

Conteo del Omer: Semana 7

Corrigiendo la Sefirá de Maljut

  • ¡Es momento de usar tus tenis! El Omer es un maratón de limpieza cósmica. La Kabbalah nos enseña que, durante estos cuarenta y nueve días después de Pésaj, tenemos que ocuparnos en gran medida de eliminar todas las influencias negativas en cada área de nuestra vida. Después de Pésaj, comenzamos a anticipar Shavuot, la próxima festividad y, en esencia, la culminación de Pésaj. Pésaj fue una conexión gratuita. El Omer es el trabajo que realizamos para ganarnos la Luz de Pésaj y Shavuot. Nos limpiamos según el conteo de los días del Omer hasta la llegada de Shavuot. El Omer se cuenta a partir de la segunda noche de Pésaj hasta la noche antes de Shavuot. Es mejor contar el Omer al atardecer; sin embargo, se puede contar en cualquier momento de la noche.

Acerca de Maljut

  • Maljut, o “reino”, contiene el mundo de la fisicalidad. Es aquí donde la mezcla de cemento fresco se endurece como piedra y adquiere forma y estructura física. Es la única de las Sefirot donde parece existir la materia física –en un porcentaje minúsculo en relación al todo–. Y es aquí donde la divergencia de la conciencia humana denota la diferencia entre las vidas vividas con la Luz y aquellas vividas en la oscuridad.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *