Sabiduría Antigua, Respuestas Modernas

El significado práctico y espiritual de Jánuca

Jánuca – 2012

  • 1 vela – Sábado 8 de Diciembre
  • 2 vela – Domingo 9 de Diciembre
  • 3 vela – Lunes 10 de Diciembre
  • 4 vela – Martes 11 de Diciembre
  • 5 vela – Miércoles 12 de Diciembre
  • 6 vela – Jueves 13 de Diciembre
  • 7 vela – Viernes 14 de Diciembre
  • 8 vela – Sábado 15 de Diciembre

Los Kabbalistas enseñan que el propósito de las festividades no es meramente el conmemorar eventos históricos o continuar una tradición. Es una época en la que un canal espiritual particular se hace disponible para que nosotros nos conectemos con la Luz del Creador.

Estos canales son regalos dados a nosotros por los gigantes espirituales de generaciones anteriores. Con sus acciones positivas ellos crearon viaductos espirituales a través de los cuales la Luz de los Mundos Superiores entra a nuestro reino físico cada año en la misma época.

Los Israelitas que vivieron durante el tiempo que sucedió Jánuca originalmente, estuvieron dispuestos a ir más allá de todos los límites para combatir los poderes de la negatividad para poder permitir la revelación de la Luz del Creador. Su dedicación desinteresada reveló la Luz de milagros y de este modo hizo que el canal de milagros estuviera disponible para que cada uno de nosotros se conecte durante la festividad de Jánuca.

Es importante darse cuenta que todos necesitamos milagros todo el tiempo. Si nos estamos esforzando en desarrollarnos espiritualmente, en transformar nuestra naturaleza, necesitamos la asistencia del Creador, la cual nos es dada en esta época a través del poder de los milagros.

Pero los milagros no son simplemente las cosas increíbles y fuera de lo ordinario que suceden cuando rezamos por ellas. Como mi padre y maestro, El Rav, constantemente nos recuerda, los más grandes milagros son los que no vemos.

Durante los ocho días de Jánuca nos es dado el regalo gratuito de traer la Luz y poder de todo tipo de milagros a nuestra vida. ¿Cómo abrimos este regalo? Los Kabbalistas nos enseñan que mientras vivamos en el mundo de fisicalidad (maljut) necesitamos hacer acciones físicas para poder despertar y traer Luz espiritual.

Las acciones que hacemos en esta festividad fueron establecidas siglos atrás, después de la destrucción del Templo Sagrado. En ese momento no había casi aceite para encender el candelabro del Templo. Lo poco que se encontró era suficiente sólo para encenderlo por un día, pero por el sincero deseo de la gente de encender el candelabro, esa pequeña cantidad de aceite continuó ardiendo por ocho días, suficiente tiempo para que ellos prepararan más aceite. Esta es una de las razones por las cuales encender las velas de un candelabro (usando aceite en vez de cera) fue establecida como la herramienta primaria para revelar y traer hacia nosotros la gran Luz de milagros. Una gran Luz espiritual fluye de las flamas físicas del candelabro.

El encendido de las luces se hace por razones prácticas, para revelar y atraer la tremenda Luz de milagros a nuestra vida, nuestra familia, y para el mundo entero. Esta grandiosa Luz de milagros fluye de las llamas físicas del candelabro. Es por esta razón que no solo encendemos las luces sino que también nos quedamos frente a ellas por lo menos por medio hora para absorber esta Luz

Uno de los principios básicos de Kabbalah es que la cantidad de Luz que cualquier acción espiritual revela depende de nuestra comprensión de su poder. Por lo tanto, cuando encendamos las velas cada noche de Jánuca, es importante que pensemos en la gran Luz que estamos revelando. Es este entendimiento junto con el encendido físico lo que trae a nosotros la Luz de milagros.

Contrario a lo que muchos de nosotros pensamos los milagros no son casualidades. Cada uno de nosotros posee el poder de crear milagros

De acuerdo con Kabbalah, si podemos visualizar algo que queremos, es porque ya existe. Lo único que nos aleja de ellos son los bloqueos que ponemos en el camino a través de nuestra negatividad. Un milagro nos permite elevarnos sobre ello. Actualmente la palabra hebrea “milagro” se pronuncia “ness” y significa elevación. Elevación de que? Elevación a una dimensión más alta.

Durante Janukah somos capaces de crear ese puente a los milagros.

En verdad, no estamos celebrando luz física, sino una realidad espiritual que elevamos a través del encendido de velas (con las meditaciones kabalisticas apropiadas) Esta realidad es conocida como Binah. Kabalisticamente, la realidad de Binah es un depósito cósmico de Luz espiritual. Es como un almacén de energía que es la fuente de todas nuestras bendiciones y deseos. No hay muchas oportunidades de llegar a Binah directamente durante el año, es por eso que estos ocho días son muy poderosos. Tocar esta realidad despierta la Luz de milagros y maravillas en nuestras almas, produciendo cambios positivos inesperados y mejorías.

 

One Response to “El significado práctico y espiritual de Jánuca

  1. Victor Gómez

    Incredible… Thanks to family Berg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *